casco insumissia fusil roto
x
casco insumissia fusil roto

Para ponerse en contacto con nosotr@s envíanos un email a noticias @ antimilitaristas.org.

Empresas de comunicaciones militares se disputan el monopolio de Indra

Duelo en el espacio militar español

Duelo en el espacio militar español

Diario ABC

Empresas de comunicaciones militares disputan el monopolio de Indra en los concursos del Gobierno para el programa Secomsat, cuya tercera fase cuenta con una inversión de 240 millones de euros.

Europa necesita invertir 3.150 millones

El mercado de las comunicaciones militares europeo se encuentra en una fase expansiva desde 2002, representando en 2008 el 66 por ciento del gasto en el segmento espacial de Defensa en Europa, según los expertos consultados por ABC. Las necesidades europeas de sistemas de comunicación por satélite para la Defensa para los próximos quince años se estima en unos 3.150 millones de euros.
Sólo Estados Unidos invirtió en 2008 el 80 por ciento del gasto mundial (3.000 millones) en el desarrollo de sus comunicaciones militares, un sector clave para poder garantizar el éxito de unas operaciones militares cada vez más complejas y desarrolladas en lugares muy apartados.

PALOMA CERVILLA | MADRID

No es una guerra de las galaxias, pero sí un duelo empresarial en las alturas o, más bien, por el control de las comunicaciones militares del Ejército español. Las misiones de los soldados españoles en el exterior (Afganistán, Somalia, Líbano o Kosovo) no son sólo acciones de guerra en las que España se juega su prestigio internacional, sino también un suculento negocio para las empresas del sector. A las tropas no sólo hay que abastecerlas de medios para el desarrollo normal de su vida (comida, vivienda, ropa, armamento...), sino que también hay que garantizarles las mejores condiciones para su seguridad, como son las comunicaciones, efectivas y rápidas y con la mejor tecnología.

Para facilitar estas comunicaciones, España lanzó en marzo de 2006, desde la base espacial europea de Kuru (Guayana francesa) su primer satélite español de comunicaciones gubernamentales de seguridad, Spainsat, operado por la sociedad comercial española Hisdesat, integrada por INSA, EADS-CASA Espacio, Indra y Sener. Una vez lanzado este satélite, el Ministerio de Defensa puso en marcha en toda su amplitud el programa Secomsat, cuyo objetivo es la implantación del conjunto de terminales de comunicación y centro de gestión de red, que constituyen el sistema de comunicaciones vía satélite. Con ello, se pretende establecer medios de comunicación de gran capacidad, a larga distancia y con alto grado de fiabilidad, de cara a disponer de un sistema de comunicaciones vía satélite que permita a las fuerzas desplegadas en la Península, y fuera de ellas, el acceso a sus órganos de Mando y de Apoyo Logístico.

La puesta en marcha de este programa va acompañada de un elevado presupuesto, que supone una importante posibilidad de negocio para las empresas del sector. Sólo en la segunda fase de este programa, periodo 2008-2009, el Gobierno ha invertido 43,3 millones de euros y las entregas de las terminales se está realizando desde 2002 hasta este año. Está prevista la entrega de 371 terminales. Hasta 2006, la empresa que más se ha beneficiado de las adjudicaciones de este programa ha sido Indra, según las fuentes del sector consultadas por ABC, que indican que «era el gran suministrador, con una situación de monopolio que se mantenía desde 1994».

Nuevos competidores

Pero la situación empieza ahora a cambiar. El inicio de la tercera fase de este programa, Secomsat III, con un presupuesto aproximado de 240 millones, de los que 105 se invertirán entre 2010 y 2012, ha despertado el interés de otras empresas que, cada vez más, están trabajando con Defensa. El casi monopolio que mantenía Indra en este programa empieza a peligrar y las empresas se mueven para poder conseguir parte de este pastel económico, fundamental en tiempos de crisis. Lo reconocen las empresas consultadas por ABC, que aseguran que «Defensa empieza a abrirse a nuevos competidores».

Y en esta irrupción de nuevas empresas hay una, XSAT, que se está consolidando como el segundo proveedor del Ministerio de Defensa y en una «alternativa real» a Indra Espacio, según estas mismas fuentes. Esta empresa ha comenzado a trabajar con Defensa y ya se mueve para acudir a la tercera fase del programa y poder conseguir mayores adjudicaciones. XSAT inició su colaboración con el Ministerio de Defensa en 2006, el mismo en el que se creó y, según datos a los que ha tenido acceso ABC, ha contratado proyectos por valor de unos siete millones de euros entre los años 2006-2009. Entre sus clientes figuran la flamante Unidad Militar de Emergencias, la Guardia Civil y Presidencia del Gobierno, entre otros.

Como consejero de XSAT aparece el teniente general del Ejército del Aire, Miguel Lens, que fue jefe del gabinete técnico de la ministra de Defensa, Carme Chacón, aunque también estuvo con el anterior ministro, José Antonio Alonso. Cuando fue cesado en el cargo, Lens pasó a ocupar la vicepresidencia de la empresa INSA (Ingeniería y Servicios Espaciales, S.A.). Compagina el cargo de consejero de XSAT con la vicepresidencia de INSA, empresa que es socia de la primera.
XSAT aspira a que sus terminales por vía satélite, que se instalan en los vehículos blindados y en otros medios materiales que utilizan las Fuerzas Armadas, sean los elegidos por el Ministerio de Defensa.

Las necesidades de Secomsat incluyen terminales portátiles «manpack», de acceso DAMA, centros de operaciones y supervisión de red, que efectúen la coordinación y control de los enlaces vía satélite, terminales satélite tácticos de mediana y gran capacidad, entre otras.

Alternativa Antimilitarista - Moc
Administración RSS