En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Comunicado acerca de la situación actual del pueblo sirio

Sección:Observatorio de conflictos
Viernes 13 de abril de 2012 0 comentario(s) 1066 visita(s)

A pesar de la complicada situación de crisis económica y social que actualmente atravesamos, las organizaciones abajo firmantes queremos llamar la atención sobre la tragedia que está viviendo el pueblo sirio. Cada día se suman más víctimas, hasta el momento llegan ya a 9.000 según la ONU, cerca de 55.000 los encarcelados y una incalculable cifra de heridos, torturados y represaliados.

Decenas de miles de desplazados, defensores de los derechos humanos perseguidos, siembra de minas terrestres en las fronteras del país, víctimas diarias que caen por la acción criminal de la dictadura, pero también de grupos armados que provocan luchas fraticidas, mientras el mundo se sienta ante esta tragedia como un espectador que ve una película de terror. Y que demuestran dramáticamente la voluntad de este pueblo de luchar por su libertad y su dignidad.

Cuando se cumple el primer aniversario del levantamiento popular, la revuelta siria ha entrado en un punto de no retorno. A la revuelta pacífica, social y espontánea, el régimen de Bachar el Asad respondió
con una represión sin medida y, ahora, también ha comenzado a armarse un ejército rebelde, con apoyo directo de Turquía y Arabia Saudí. Esta delicada situación está conduciendo poco a poco, y lamentablemente, a una guerra civil que va a elevar exponencialmente la cifra de víctimas. La colocación de bombas en cuarteles y centros oficiales, la intervención armada de grupos islamistas, apoyados desde el exterior, pretende acallar la voz del pueblo sirio, atrapado entre dos fuegos.

Estados Unidos, Israel y la Unión Europea, como principales productores de armamento y principales países traficantes de armas, están interviniendo indirectamente, a través de sus aliados (Turquía, Arabia Saudí, Qatar) en el conflicto, con el objetivo de aislar más a Irán, ampliar su influencia en la zona y disminuir la de Rusia y China. Sus objetivos nada tienen que ver con los derechos humanos. Mientras denuncian su violación en Siria, silencian la misma violación de esos derechos humanos en Arabia Saudí, Marruecos, Turquía o la ocupación militar de Bahrein por el ejército saudí.

Por otra parte Rusia, China e Irán están apoyando al régimen sirio.
Moscú porque en este país tiene su única base militar en todo el Mediterráneo; Pekín porque es aliado estratégico de Irán y porque disfruta de muchas ventajas en torno al petróleo iraní y sirio, cosa vital para sacar adelante su proyecto del Consenso de Beijing 2027; y para Teherán, es cuestión de vida o muerte no perder influencia en la zona no sólo para expandir su proyecto de Luna Chií, sino también ante las amenazas de un posible bombardeo occidental por su programa nuclear.

En resumen, este complicado mosaico de intereses que
enmascara muchos conflictos como en un delirante juego de espejos, está aumentando las posibilidades de la explosión de una guerra étnica y civil, al tiempo que el régimen sigue masacrando a su propio pueblo. Una guerra que puede desembocar en un conflicto regional muy peligroso para la paz mundial.

Y, como siempre, el gran perdedor de esta batalla sería el pueblo sirio y los pueblos de la zona. Hacemos hincapié en la situación de los damnificados, de las víctimas civiles, muchos de ellos mujeres y niños, y de los defensores de los derechos humanos perseguidos. Queremos, como todas las organizaciones humanitarias, que pare la violación gravísima de los derechos humanos, la violencia sin fin contra la población civil y que se habiliten mecanismos legítimos para que esta violencia pare de inmediato. Mecanismos que en ningún caso creemos que deban ser la intervención militar o el armamento de los rebeldes, que, en ambos casos agravaría la situación en una espiral de violencia
sin salida.

Por todo ello, desde nuestro profundo compromiso con la paz,
los derechos humanos y las víctimas de la violencia, planteamos las siguientes
peticiones:

Instamos al gobierno de Siria a que ponga fin inmediato a todas las violaciones de derechos humanos y a los ataques contra civiles y que garantice las manifestaciones pacíficas;

Hacemos un llamamiento a todas las partes involucradas para que de inmediato renuncien a la violencia y cesen todo ataque violento o represalia;

Exigimos la liberación de todos los presos políticos y personas detenidas arbitrariamente debido a los recientes incidentes;

Hacemos un llamamiento a las autoridades de Siria para que permitan el acceso seguro y sin obstáculos de las organizaciones humanitarias, las organizaciones de derechos humanos, y los medios de comunicación nacionales e internacionales;

Planteamos la implicación de la sociedad civil en apoyo a la lucha del pueblo sirio por su libertad y contra la dictadura de Bachar El Asad.

Exigimos la no intervención militar, directa o indirecta, de Estados Unidos, Israel, la Unión Europea y sus aliados, o de Rusia o Irán por el
otro lado, posibilitando la resolución pacífica del conflicto por parte del
propio pueblo sirio, no atizando el desarrollo de una guerra civil y cortando el flujo de armas a la zona, evitando así anteponer mezquinos intereses geoestratégicos al respeto y la defensa de la vida.

Confederación General del Trabajo (CGT-Cádiz), Ecologistas en Acción-Cádiz, Noviolencia Ahora (Jerez), AA-MOC-ELAIA (Pto. de Sta María), Madres contra las Drogas ANDAD (Pto. de Sta. María), RANA-Algeciras y Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Delegación de Cádiz)

Cádiz a 9 de abril de 2012

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.