En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Informativa
  Movimiento 15M
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

El PP convierte en delincuentes a Jesucristo y a Ghandi

Criminalización de la resistencia pacífica.

Sección:Noviolencia
Jueves 12 de abril de 2012 0 comentario(s) 1092 visita(s)

Eduardo Muriel

Foto: Asamblea Popular de Fuenlabrada

Los patrones de protesta que protagonizaron personajes como Ghandi o el mismo Jesucristo, muy admirado por el PP, encajan perfectamente en la modificación del Código Penal que ha propuesto el gobierno, que pretende incluir la resistencia pasiva dentro del delito de “atentado a la autoridad”. Hasta ahora, este tipo de delito implicaba acometimiento, empleo de fuerza, intimidación grave o resistencia grave.

Según el artículo 550, “son reos de atentado los que acometan a la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o empleen fuerza contra ellos, los intimiden gravemente o les hagan resistencia activa también grave, cuando se hallen ejecutando las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas”. Ahora la resistencia pasiva también estaría dentro del paquete.

Para gobernar hay dos caminos. Uno de ellos es el que considera que la delincuencia y el conflicto social se combaten terminando con las causas que provocan la desigualdad o la injusticia. Otro es el que cree que para conseguir este fin, no hace falta preocuparse por la justicia social, o al menos puede quedar en segundo plano, ya que la clave está en endurecer la represión, es decir, aumentar el gasto en defensa, en seguridad y endurecer del código penal.

Éste último camino es el que parece haber tomado el Gobierno de Mariano Rajoy, que hoy ha anunciado que quiere modificar el Código Penal para que la resistencia pasiva sea también considerada como “atentado a la autoridad”, es decir, como un delito. La acampada del 15-M será un delito, sentarse en el suelo con las palmas hacia arriba y gritar “éstas son nuestras armas”, también. Lo más curioso es ver cómo el gobierno lucha contra la “espiral de violencia” prohibiendo las formas de protesta no violentas.

http://queparenlasrotativas.wordpre...

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.