En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Solidaridad entre los pueblos
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Varios

«Nos deshicimos del dictador, pero no de la dictadura»

Impresiones desde la Egipto (post) revolución, El Fusil Roto No 89

Sección:Informativa
Lunes 15 de agosto de 2011 0 comentario(s) 1124 visita(s)

Andreas Speck e Igor Seke

Del 11 al 15 de mayo, nosotros - Andreas Speck, trabajador del programa “Derecho a rechazar matar” de la IRG, e Igor Seke, objetor de conciencia de Serbia - visitamos Egipto, inicialmente para actuar como facilitadores y especialistas en dos talleres sobre la objeción de conciencia, el pacifismo, y el servicio militar, que se planificaron con Maikel Nabil Sanad antes de su detención el 28 de marzo de 20111. Andreas Speck también visitó El Cairo a principios de abril de 2011, durante el juicio de Maikel Nabil Sanad2. En este artículo, tratamos de informar sobre nuestras impresiones sobre Egipto después de la revolución.

El 7 de marzo, unas semanas después de la renuncia del dictador egipcio Hosni Mubarak, Maikel Nabil Sanad escribió un artículo en su blog3, analizando en detalle el papel de los militares egipcios durante y después de la revolución. Llegó a la conclusión de que el pueblo y las fuerzas armadas nunca «fueron a la una» - como decía la gente muy a menudo durante la revolución.

Anteriormente, Maikel ya había escrito que, cuando la policía disparó contra los cientos de miles de manifestantes en la plaza Tahrir el 28 de enero de 2011, los militares siempre suministraban munición de guerra a la policía, cuando ésta se quedaba sin ella. Maikel fue arrestado por los militares el 4 de febrero, fue torturado y finalmente liberado después de 27 horas4. Amnistía Internacional también informó de que los militares detenían y torturaban a los activistas durante la revolución5. La posición de Maikel se podría resumir con el título de este artículo - «Nos deshicimos del dictador, pero no de la dictadura».

El cuestionamiento del papel de los militares también puede estar vinculado al de ciertas personalidades. Por ejemplo, el ex ministro de Defensa de Mubarak, Muhammad Tantawi, es ahora el presidente del «Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas» (CSFA) que son de hecho los gobernantes de Egipto. Él siempre se opuso a las reformas porque temía que el poder político y económico del gobierno se erosionase6. También se dice que el apodo de Tantawi fue «Caniche de Mubarak».

En Egipto, el ejército también es un jugador importante en la economía. Muchas empresas, especialmente en el negocio del petróleo, agua, aceite de oliva, el cemento y la industria de la construcción o el turismo, son propiedad de oficiales retirados. El ejército egipcio era un socio estable de los EE.UU. durante la era de Mubarak. La ayuda militar y financiera de EE.UU. para el ejército egipcio es lo que le ayudó a desempeñar un papel central en el mantenimiento de Mubarak en poder7, como garantía de que no habrá influencia islamista radical en la política egipcia. Es difícil creer que todos los vínculos entre Mubarak y los pilares que lo mantenían en el poder durante más de 35 años ahora están rotos.

La represión después de la revolución

Maikel Nabil Sanad describe en su artículo que ya poco después de la renuncia de Mubarak el objetivo de los militares era despejar la plaza Tahrir de los manifestantes. En primer lugar, el ejército prohibió fotografiar en la plaza Tahrir, el 12 de febrero de 2011, para tener mano libre contra las personas que podrían haber documentado los abusos de los militares. En las semanas que siguieron la policía militar atacó repetidamente a los manifestantes que permanecían en la plaza Tahrir. El 9 de marzo, después de una manifestación en contra de las propuestas de enmiendas a la constitución egipcia, la plaza Tahrir fue nuevamente desalojada de manifestantes con violencia. Más de 190 personas fueron detenidas por los militares y torturadas en el cercano museo egipcio o en las prisiones militares. El periódico alemán «Die Zeit» informó que los matones golpearon brutalmente a los manifestantes en frente de los militares8.

«Me torturaron con descargas eléctricas en las piernas y el pecho, y se dirigió a mí con nombres obscenos», informó la activista femenina Salma al-Husseini Guda. En la prisión militar donde fueron llevadas, las presas tenían que desnudarse. Las mujeres solteras fueron sometidas a un «examen de virginidad» forzado, llevado a cabo en una cama en un pasillo de la cárcel, por un hombre. Cuando las mujeres suplicaron ser examinadas por una mujer en vez de un hombre, se les amenazó con picana eléctrica, dijo Sra. Guda. A las que se constató que no eran vírgenes se les amenazó de ser acusadas ​de prostitución. Durante el calvario las víctimas también fueron filmadas9. Más tarde, los amigos de una de las detenidas nos dijeron que sus padres intentaron matarla, ya que su honor había sido violado, a pesar de que fue examinada por la fuerza.

A finales de marzo, el gobierno interino aprobó una nueva ley que prohíbe cualquier forma de protesta que tenga un impacto sobre el buen funcionamiento de las instituciones o la economía. Sólo cuatro horas después de que la ley entrara en vigor, los militares hicieron uso de ella y se desalojó la ocupación de la Universidad de El Cairo. A través de huelgas y la ocupación de la universidad, los estudiantes exigieron la sustitución de los antiguos decanos y profesores, que habían sido instaurados por el régimen de Mubarak10.

Human Rights Watch informó que el general Etman, jefe de la Dirección de Asuntos Morales del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, el 22 de marzo envió una carta a los editores de los periódicos egipcios diciéndoles «no publicar artículos / noticias / notas de prensa / quejas / publicidad / fotos sobre las fuerzas armadas o la jefatura de las fuerzas armadas, excepto previa consulta a la Dirección de Asuntos Morales o a la Inteligencia Militar, ya que estos son los organismos competentes para examinar temas como la protección de la seguridad de la nación»11.

Una nueva escalada tuvo lugar el 8 de abril. Fue la mayor manifestación desde la dimisión de Mubarak, y los manifestantes no sólo exigieron que Mubarak fuera juzgado, y que los gobernadores de las provincias que había puesto en su lugar fueran reemplazados, sino también muchos de los manifestantes denunciaron violaciones de los derechos humanos por el CSFA y exigieron la renuncia del Tantawi y la creación de un gobierno civil de transición.

Esa misma noche, los militares asaltaron una vez más la plaza Tahrir. Al menos dos personas murieron y muchas más resultaron heridas12. El día siguiente, la muy simbólica plaza Tahrir fue ocupada de nuevo, pero los manifestantes fueron desalojados de nuevo el 12 de abril. Otra vez fueron matones quienes apoyaron a los militares y les entregaron varios manifestantes13. En las horas que siguieron, varia gente fue detenidas al azar en las calles alrededor de Tahrir Square14.

El pueblo egipcio se ha manifestado de manera no violenta para derrocar a Mubarak, y han mantenido el espíritu de la revolución no violenta, aún cuando las fuerzas de seguridad abrieron fuego directo contra ellos, causando más de 800 muertes en sólo un par de semanas. Aunque hay pruebas numerosas de que el Ejército estaba actuando en contra de los manifestantes durante la revolución15, el CSFA y una gran parte de los medios de comunicación en Egipto tratan de mantener el mito de que son la única garantía de una transición democrática del país. Sin embargo, es obvio que el CSFA gobierna al país de la misma manera en que Mubarak lo hizo, y está utilizando las formas más brutales de represión contra los que se les oponen.16

El caso de Maikel Nabil Sanad

«La condena de Maikel Nabil es un claro mensaje de los militares que cualquier civil que los critique será arrestado», dijo Adel Ramadan, abogado de la Iniciativa Egipcia por los Derechos Personales, que formó parte del equipo de abogados de Nabil.17

Maikel fue detenido por la policía militar en su apartamento el 28 de marzo, y en principio fue dada una orden de detención por 15 días, mientras que él no fuera llevado a juicio. El autor de este artículo fue a El Cairo el 2 de abril en calidad de observador, en nombre de la Internacional de Resistentes a la Guerra, pero a él, y tampoco a los amigos y simpatizantes de Maikel, no se les permitió observar el juicio en el tribunal militar de Nasr City en El Cairo. A pesar de que el juicio duró casi dos semanas - normalmente los juicios en tribunales militares sólo duran cinco minutos - no puede seguir siendo considerado un juicio justo.

En primer lugar, el juicio se llevó a cabo prácticamente sin ningún tipo de público presente. En segundo lugar, Maikel y su equipo de defensa no tuvieron tiempo suficiente para preparar una defensa efectiva. Y en tercer lugar, Maikel como civil no debería haber sido juzgado por un tribunal militar.

Especialmente escandalosas fueron las circunstancias de la condena. A su familia y a sus abogados se les dijo el 10 de abril que la sentencia sería dictada el 12 de abril. Después de haber abandonado la sala del tribunal, Maikel - en ausencia de su familia y sus abogados – fue condenado a tres años de prisión. Sólo a través de la llamada telefónica de otra persona, quien visitó a su hermano en la cárcel, Maikel pudo informar a su familia sobre la sentencia.

Pero, incluso entonces las mentiras continuaron. Al día siguiente, a la familia de Maikel se le dijo que había sido llevado a la prisión de Tora. Pero un guardia permitió a Maikel utilizar en secreto su teléfono móvil para informar a su hermano y decirle que se encontraba preso en la cárcel de El-Marg.

En un mensaje que fue capaz de pasar de contrabando fuera de la cárcel, les dijo a sus amigos que había sido detenido con el fin de silenciarlo. En un artículo escrito en secreto desde la cárcel manifestó: «Puedo sentir la intención de hacerme daño después de la decisión judicial. No crean en las afirmaciones falsas del ejército sobre los intentos de suicidio. Por lo tanto, el Consejo Militar es el responsable de mi seguridad y mi bienestar hasta el momento de mi liberación».18

A pesar de que altos representantes de la Unión Europea y de los países de la UE expresaron su preocupación sobre el encarcelamiento de Maikel Nabil Sanad, hasta ahora no se ha encontrado una solución. El Ministro de Relaciones Exteriores alemán, Guido Westerwelle, en la reunión con su homólogo egipcio, Nabil El-Arabia, dijo que la pena impuesta a Maikel es un paso atrás en la democratización de Egipto, y que Alemania quiere «animar a aquellas personas que están llevando el proceso democrático hacia adelante».19 Durante su visita a Egipto el 2 y 3 de mayo, Stefan Füle, Comisario Europeo de Ampliación y Política Europea de Vecindad, planteó su preocupación acerca de una serie de denuncias de violaciones de los derechos humanos en Egipto, y en particular mencionó el caso de Maikel como uno de los casos20 más evidentes.

El servicio militar y el derecho a la objeción de conciencia

La conscripción es una piedra angular de la socialización masculina en Egipto, lo que garantiza el adoctrinamiento militar de una gran parte de la sociedad egipcia. El servicio militar es obligatorio para todos los hombres entre 18 y 30 años de edad y tiene una duración de 3 años. No existe el derecho legal a objeción conciencia.21

Durante uno de nuestros talleres hemos tenido una discusión larga y abierta con el grupo, que en su mayoría consistía de hombres jóvenes, sobre el servicio militar obligatorio y la objeción de conciencia. Algunos de los participantes consideraron que el ejército es la institución más corrupta del Estado. Pero el verdadero problema no es sólo la corrupción, sino el militarismo en sí mismo. Existen diferentes estrategias y acciones que los hombres jóvenes toman con el fin de evitar el servicio militar por haber sido declarado «no apto» para ello. Sin embargo, la mayoría de ellos creen que la paz no puede lograrse hasta que Israel sea desmilitarizada, y si Israel mantiene las armas nucleares y sigue comprando armas como lo está haciendo ahora, los países árabes no aceptarán ningún tipo de desmilitarización o reducción de sus fuerzas armadas – es lo que se opina generalmente.

Aumento de las tensiones religiosas

Poco antes de nuestra llegada a Egipto, el día 7 de mayo de 2011 una iglesia copta fue quemada y 11 personas murieron en los enfrentamientos que siguieron, mientras que más de 200 resultaron heridas (65 de ellas tenían heridas de bala). Mientras que algunos acusan a los «salafistas», los musulmanes radicales, de estar detrás de los ataques, otros apuntan a los miembros de la antigua de Seguridad Nacional de Mubarak que quieren sembrar el caos en el país. Aunque la mayoría de las personas con las que hablamos creía que la Seguridad del Estado de Mubarak está detrás de los ataques contra los cristianos, hay que tener en cuenta que incluso antes de la revolución, mientras que Mubarak seguía en el poder, 23 de coptos murieron en un ataque con bomba en la iglesia copta en Alejandría el 13 de enero de 2011.

El 13 de mayo fuimos testigos de una protesta masiva pero pacífica de los coptos de El Cairo, frente al edificio de la televisión nacional. El canto principal de las manifestaciones fue «¡Ellos nos están quitado nuestros derechos! ¿Qué hacemos? ¿Qué hacemos?» Al día siguiente, 14 de mayo, se produjo un ataque contra los manifestantes coptos con cócteles Molotov en este mismo lugar.

Conclusiones

Los medios de comunicación, especialmente la televisión como el más poderoso, está tratando de convencer al pueblo que la revolución fue un éxito y que ahora, cuando la libertad ha sido ganada, el trabajo está hecho y la revolución ha terminado. Alrededor de la plaza Tahrir se puede encontrar a la venta una gran variedad de mercancías post-revolucionarias de muchos tipos, pero ninguno que llamaría a mantener la llama de la revolución viva, sólo se trata de la memoria de la revolución, especialmente sobre el 25 de enero cuando se llevó a cabo la mayor manifestación.

Sin embargo, a pesar de estos intentos de los medios de comunicación y de las viejas élites, la gente todavía tiene dudas, y de vez en cuando se levanta de nuevo. Las huelgas siguen estando muy extendidas, a pesar de que han sido efectivamente puestas fuera de la ley. En una página de Facebook titulado «La segunda revolución de la ira», los activistas dicen que las demandas fundamentales de los manifestantes – protección de los derechos y libertades - no han sido cumplidas22. En la actualidad, el calendario y los planes para la transición reciben más atención, y muchos grupos de la oposición secular están exigiendo posponer las elecciones, y están llamando a una gran manifestación el 8 de julio.

Es evidente - la revolución no ha terminado. Los próximos meses e incluso años, seguirán siendo tiempos difíciles e interesantes en Egipto, y es todavía muy incierto qué va a pasar en el futuro.

Notas al pie

1 Véase http://www.wri-irg.org/node/12476

2 Véase http://www.wri-irg.org/node/12734

3 Una versión editada e inglés de este artículo se puede encontrar en la web de la Internacional de Resistentes a la Guerra en http://wri-irg.org/node/12484.

4 Véase http://wri-irg.org/node/12157

5 Amnesty International: Ägypten: Militär muss Folter endlich stoppen, http://www.amnesty.de/presse/2011/2..., Zugriff am 13 Abril 2011

6 CNN: Egyptian defense chief unknown in West, derided at home, 11 February 2011, http://articles.cnn.com/2011-02-11/..., visto el 20 Abril 2011

7 Según el Departamento del Estado, la ayuda militar total de los EEUU a Egipto es de más de $1.3 miles de millones de dólares anualmente. Adicionalmente, la Agencia de EEUU para el desarrollo internacional (USAID) ha facilitado 28 mil milones de dólares a Egipto desde 1975 (http://www.state.gov/r/pa/ei/bgn/53..., visto el10 Junio 2011). En total, la ayuda financiera de los EEUU a Egipto es de 2 mil millones de dólares anualmente. (The Telegraph, 29 January 2011, http://www.telegraph.co.uk/finance/..., visto el10 Junio 2011)

8 Die Zeit: Foltervorwürfe gegen Ägyptens Armee, 29 March 2011, http://www.zeit.de/politik/ausland/..., visto el 13 Abril 2011

9 New York Times: Freedom’s Painful Price, 26 Marzo 2011, http://www.nytimes.com/2011/03/27/o..., visto el 20 Abril 2011

10 Die tageszeitung: Das Ende der Küsse, 2 Abril 2011, http://www.taz.de/1/archiv/digitaz/..., visto el 13 Abril 2011

11 Human Rights Watch: Egypt: Blogger’s 3-Year Sentence a Blow to Free Speech, 11. April 2011, http://www.hrw.org/en/news/2011/04/..., visto el 13 Abril 2011

12 FAZ: Tote auf dem Tahrir-Platz, 9. April 2011, http://www.faz.net/s/Rub87AD10DD0AE..., visto el 13 Abril 2011; véate tambén: Kristin Jankowski: Ich kann nicht verstehen, warum sie Patronen gegen uns einsetzen. Linke Zeitung, 12 Abril 2011, http://www.linkezeitung.de/cms/inde..., visto el 13 Abril 2011

13 Comunicación privada entre los testigos directos y los autores del artículo

14 Kristine Jankoswki: „Gehe nicht nach draussen. Es werden willkürlich Leute in Downtown festgenommen“, Linke Zeitung, 13 Abril 2011, http://www.linkezeitung.de/cms/inde..., visto el 13 Abril 2011

15 Aparte de la entrada de blog de Maikel Nabil Sanad por la que fue encarcelado, también existe un informe comprensivo de Amnistía Internacional: Egypt rises: Killings, detentions and torture in the ’25 January Revolution’, 19 Mayo 2011, http://amnesty.org/en/library/asset..., visto el 23 June 2011

16 The New York Times: 2 Protesters Killed in Egypt’s Tahrir Square, 9 Abril 2011, http://www.nytimes.com/2011/04/10/w..., visto el 23 Junio 2011

17 Die Welt: Ägyptens Jugend feiert die Verhaftung der Mubaraks, 13 Abril 2011, http://www.welt.de/politik/ausland/..., visto el 13 Abril 2011

18 Maikel Nabil Sanad: Fleeing thoughts from the military prison, 12 Abril 2011, http://wri-irg.org/node/12764, visto el 13 Abril 2011

19 Supporting democratic development, 19 Abril 2011, http://www.auswaertiges-amt.de/EN/A..., visto el 23 June 2011; véase también: Human Rights Commissioner concerned about the sentencing of Egyptian blogger Maikel Nabil, 12 Abril 2011, http://www.auswaertiges-amt.de/EN/I..., visto el 23 Junio 2011

20 Štefan Füle European Commissioner for Enlargement and European Neighbourhood Policy A new and ambitious European Neighbourhood Policy European Neighbourhood Policy Review Brussels, 25 Mayo 2011, http://europa.eu/rapid/pressRelease..., visto el 23 Junio 2011

21 War Resisters’ International: Country report and updates: Egypt, 21 Julio 1998, http://wri-irg.org/programmes/world..., visto el 23 Junio 2011

22 Egypt activists say revolution must go ’back to basics’, 24 Junio 2011, http://www.france24.com/en/20110624..., visto el 24 Junio 2011

El Fusil Roto No 89

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.