En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Informativa
  Movimiento 15M
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Campaña del Mes: «Esto No Es Correcto»: Campaña contra el Comercio de Armas (CAAT)

Noticias de los especuladores de la guerra de la IRG No 28

Sección:Comercio y producción de armas
Miércoles 6 de abril de 2011 0 comentario(s) 1563 visita(s)

En el Reino Unido, el comercio de armas se encuentra en el centro de atención. A medida que las revoluciones en el norte de África y Oriente Medio desafían a los regímenes autoritarios, ellas también ponen en entredicho el enfoque del gobierno británico sobre la venta de armas.

La campaña del CAAT “Esto no es correcto” es una respuesta directa al mantra tan repetido de que el gobierno del Reino Unido que tiene una política “responsable” sobre venta de armas: por ejemplo, se dice que no permitirá la venta si hay un claro riesgo de que los equipos vendidos podrían utilizarse para la represión interna. Bajo esta “responsable” política, en el último año, se aprobó el suministro de equipamiento, incluyendo gases lacrimógenos, municiones para control de multitudes y rifles de francotirador, a Libia y Bahrein, aunque ambos son regímenes autoritarios, con un registro bien documentado de violaciones a los derechos humanos . Vehículos blindados vendidos por el Reino Unido se han utilizado contra los manifestantes en Libia. Nuestro mensaje es simple: Esto no es correcto.

Hemos venido diciendo esto desde hace un tiempo. Pero ahora no son sólo los activistas contra el comercio de armas los que hacen preguntas difíciles. Como comentó un corresponsal del periódico Daily Telegraph: “SIR - Reino Unido revocó las licencias para vender gas lacrimógeno a Libia después de que el régimen del coronel Gaddafi tuvo la osadía de usarlo. He buscado en vano un uso para los gases lacrimógenos que no sea el control de multitudes”. La semana pasada, un sondeo de opinión informó que sólo el 7% de las personas piensan que el Reino Unido estuvo en lo correcto al vender armas a Libia.

Aunque el gobierno ha revocado algunas licencias (y las Naciones Unidas ha aprobado un embargo de armas), la pregunta más importante es ¿cómo estas licencias fueron aprobadas en primer lugar?. En pocas palabras, estas licencias fueron aprobadas porque, cualquiera que sea la política que el gobierno dice que tiene, la práctica del gobierno es, simplemente, vender armas.

Rutina

Desafortunadamente Libia no es un hecho aislado: el Reino Unido rutinariamente suministra (armas) a regímenes con un terrible historial de derechos humanos, desde Irak y Arabia Saudita a Indonesia y Zimbabwe, hasta Israel y Sri Lanka. Armar a tiranos y opresores ha sido un negocio habitual para sucesivos gobiernos que han promovido la venta de armas y equipos de seguridad interna, prácticamente sin discriminación.

El gobierno actual no es diferente - salvo que expresó su preocupación de que los gobiernos anteriores hayan sido demasiado aprensivos, y proclamó que «no tiene vergüenza» sobre sus planes para aumentar las exportaciones de armas.

Se vende

E increíblemente hubo poca vergüenza por parte del gobierno cuando, en medio de disturbios regionales y una brutal represión de las protestas, el Primer Ministro (británico) decidió seguir adelante con una gira de promoción de armamentos en el Oriente Medio. Al mismo tiempo, una gran delegación del Reino Unido exhibió sus productos en la IDEX, una importante feria de armas de la región.

Como si el Primer Ministro, un equipo de ventas Ministerial, y un equipo de demostración de las fuerzas armadas no fueran suficientes, una unidad completa de funcionarios públicos se dedica a promover las ventas de armas. La Organización para el Comercio y la Inversión en Defensa y Seguridad Internacional (UKTI DSO) cuenta con 160 empleados - mientras que otros sectores de la industria de la exportación sólo cuentan con 130 funcionarios para apoyarlos a todos.

Es evidente que el enfoque de la política del Gobierno del Reino Unido está en la promoción, no en el control, de la venta de armas - y mientras esto siga así, una política “responsable” de exportación de armas es imposible.

Esta semana, CAAT llevó los comentarios de 4.000 personas a David Cameron. Junto con la Campaña Británica de Solidaridad con Libia, estuvimos allí para decir que la venta de armas a Gaddafi y Bahrein claramente no son correctas. Pero esto es sólo el principio.

En septiembre, el gobierno planea, una vez más, apoyar una feria masiva de armas en Londres. En la versión anterior, el 2009, Libia, Bahrein, Egipto y Arabia Saudita estaban en la lista de invitados; Israel estaba exhibiendo sus armas “probadas en batalla” y la Fábrica de Artillería de Pakistán publicitaba bombas de racimo en sus folletos. El organizador del evento, Clarion Events, trató de calmar a los manifestantes con la garantía de que “todo es legal”. Nuestra respuesta es que puede ser legal, pero Esto No Es Correcto.

Vamos a mantener la presión sobre el gobierno, y usaremos los recientes acontecimientos para preguntar “¿Es esto una política responsable de exportación de armas?” Estamos haciendo un llamado para poner fin a la promoción gubernamental de la venta de armas, y el fin de la feria armamentista.

Vamos a apoyar la acción local contra las compañías de armas y la movilización para detener la DSEi (feria de armas) a través de grupos de presión, participación pública y acción directa. Y vamos a ser un desafío para aquellos que utilizan el apoyo gubernamental al comercio de armas como una justificación de su propia participación.

A lo largo de este año vamos a seguir construyendo nuestra petición para decir que ESTO NO ES CORRECTO, la que vamos a utilizar, junto con la evidencia del impacto de la venta de armas del Reino Unido, para ejercer presión sobre quienes toman las decisiones. Contribuciones del Reino Unido y de todo el mundo son bienvenidas.

http://caat.org/uk

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.