En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Hugo Alcalde y Jorge Güemes: dos objetores fiscales que plantan cara a Hacienda y al militarismo

Campaña de apoyo antimilitarista

Sección:Objeción Fiscal al Gasto Militar
Lunes 22 de febrero de 2010 11 comentario(s) 6014 visita(s)

Uno de los clásicos más repetidos del movimiento antimilitarista es que la guerra no es una catástrofe natural impredecible sino que detrás y antes de ella hay unas elecciones políticas conscientes, unos preparativos políticos, económicos y culturales que solamente son posibles gracias a nuestra colaboración consciente o inconsciente, o a nuestro silencio. Los miles de millones de euros con los que anualmente alimentan la maquinaria militar española los contribuyentes mediante el pago de sus impuestos es sólo uno de los ejemplos de esa cooperación necesaria a gran escala de la ciudadanía. Pero por suerte parece haber signos de que este mensaje reiterado está logrando abrirse paso entre algunos sectores sociales. Ya hay personas que no sólo toman conciencia de la relación entre nuestras decisiones cotidianas y las guerras que vemos al otro lado de nuestras pantallas, sino que además deciden convertir su conciencia en acción responsable, cívica y crítica. Es el caso de los objetores fiscales al gasto militar.

Los valencianos HUGO ALCALDE y JORGE GÜEMES llevan practicando la objeción al gasto militar varios años. Por ejemplo, Hugo restó de sus declaraciones de la renta entre 2003 y 2008 cerca de 1500 euros que donó a distintas asociaciones pacifistas, de resistencia noviolenta y medios de comunicación sociales en protesta contra la guerra y el militarismo, como argumentó en las propias declaraciones adjuntando una carta explicativa y anotando el cálculo en los impresos. En cada una de sus declaraciones restó un porcentaje igual al que en los Presupuestos Generales del Estado representan los gastos en materia militar y armamentística, y dejó constancia de ello en el propio impreso creando de su puño y letra una nueva deducción: “Por Objeción Fiscal al Gasto Militar”.

Sin embargo es ahora, desde hace unos meses, cuando Hacienda les reclama las cantidades desviadas más recargos e intereses. Tanto Hugo como Jorge mantienen la legitimidad de su acción, así que, cada uno por su cuenta, decidieron resistirse a la decisión administrativa, recurriéndola. Con ello no buscan un trato de favor por parte del fisco por supuesto, pero tampoco el reconocimiento de un derecho individual que permita evitar el pago de una parte de los impuestos relacionada con la estructura militar, sino más bien la reclamación activa de un derecho colectivo a vivir en un mundo en paz, que implica el desarmado progresivo de la maquinaria de la guerra. Hasta el momento, con el apoyo y asesoramiento de Alternativa Antimilitarista-MOC, Hugo Alcalde y Jorge Güemes han recurrido las reclamaciones de Hacienda ante el Tribunal Económico Administrativo Regional (TEAR) y planen recoger apoyos públicos y recurrir al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, Hugo en los próximos meses, y Jorge en las próximas semanas.

Hugo y Jorge son sólo dos de los cerca de mil personas que cada año desvían un porcentaje de sus impuestos de la renta como gesto activo, consciente, abierto y comprometido para reclamar la progresiva eliminación del presupuesto militar y la abolición de los ejércitos. Esta insumisión fiscal colectiva a colaborar en los preparativos económicos de la guerra, la “objeción fiscal al gasto militar”, es promovida por los grupos de Alternativa Antimilitarista-MOC y apoyada (y practicada) por un creciente número de organizaciones ecologistas, sindicales, vecinales, políticas y medios de comunicación alternativos. Se trata de un acto de desobediencia civil y por tanto no es legal, pero es a la vez una herramienta legítima de democracia directa, pues es abierto, apela a valores colectivos y busca someter a debate cuestiones que son sistemáticamente escamoteadas a la sociedad: ¿pueden el militarismo, el armamentismo y la violencia resolver los conflictos que sufren los seres humanos o los hacen más graves? ¿Los ejércitos nos defienden de las amenazas reales a las que se enfrenta la gente o en realidad crean amenazas nuevas? ¿Es el mundo un lugar más justo y seguro en términos humanos después de la guerra de Afganistán y otros lugares donde intervienen los ejércitos? ¿Son las fuertes inversiones en fines militares una defensa o una agresión a la sociedad? ¿Es ética y ecológicamente aceptable que uno de los pilares de la economía sea la producción y venta de instrumentos de muerte y dominio?

La acción de Hugo Alcalde, Jorge Güemes y todos los objetores fiscales, una más dentro del conjunto de actividades de los grupos pacifistas y antimilitaristas, intenta desenmascarar, arrojar luz, cuestionar lo que aparece envuelto en el secretismo, la opacidad y el camuflaje. Como que más de la mitad del presupuesto militar está escondido en partidas fuera del Ministerio de Defensa, que la investigación militar se camufla dentro de la investigación civil, que se está subvencionando generosamente la fabricación de nuevos sistemas de armamentos, que sistemáticamente se acaba gastando más de lo presupuestado gracias al uso de los llamados fondos de contingencia, que el gasto en estas estructuras de muerte, violencia y dominación multiplica en muchas veces el gasto en cuestiones social y ecológicamente constructivas, que un buen número de bancos y entidades financieras invierten en la producción y comercio armamentístico y se benefician por tanto con el sufrimiento de personas que viven en otros rincones del mundo, que España está entre los mayores exportadores de armas del mundo...

Todo esto configura un panorama hoy si cabe más indignante, contemplado junto a las generosas ayudas a bancos, fabricantes de automóviles y constructoras, y en medio de significativos recortes de los derechos sociales con motivo de una crisis capitalista que golpea duramente a los sectores más vulnerables. Visto lo visto, parece que hay que actualizar la clásica propuesta del pacifismo antimilitarista: acabemos con la guerra (y la crisis) desmantelando los ejércitos. Que la crisis la paguen los ejércitos. Para conseguirlo necesitamos, entre otras cosas, a personas como los objetores fiscales al gasto militar.


Página de la campaña de apoyo

Para adhesiones de colectivos y organizaciones enviad un mensaje al correo electrónico que figura en la página o como comentario de este artículo.

Alternativa Antimilitarista-MOC València
Roger de Flor 8, baix-dta.
46001 valència
retirada xarxaneta.org


- Tríptico de la campaña de objeción al gasto militar de 2009 en Valencia

- Datos de la campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar 2009 en el Estado Español

- Campaña de Objeción al Gasto Militar

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Hugo Alcalde y Jorge Güemes: dos objetores fiscales que plantan cara a Hacienda y al militarismo

    23 de febrero de 2010, por http://www.uv.es/jgpausas/">Juli

    Como persona que también hace cada año la objeción a los gastos militares, os doy mi mas sincero soporte (aunque sirva de poco). Gracias por vuestra lucha. Un saludo,

    Juli



  • Hugo Alcalde y Jorge Güemes: dos objetores fiscales que plantan cara a Hacienda y al militarismo

    24 de febrero de 2010, por  nodo50.org">pep tecles

    por todos los medios!!! menéame también.



  • Hugo Alcalde y Jorge Güemes: dos objetores fiscales que plantan cara a Hacienda y al militarismo

    24 de febrero de 2010

    mucho ánimo chicos, estamos con vosotros

    Mil besitos de colores y animos



  • Que Estais más.....

    26 de febrero de 2010

    Estais más pasados que la peseta coleguitas. dedicaros a hacer algo de probecho para la sociedad.


  • Hugo Alcalde y Jorge Güemes: dos objetores fiscales que plantan cara a Hacienda y al militarismo

    26 de febrero de 2010, por Asamblea Antimilitarista de Madrid

    La Asamblea Antimilitarista de Madrid nos sumamos a la campaña de apoyo a los dos objetores fiscales. Mucho ánimo. Salud y antimilitarismo


  • Hugo Alcalde y Jorge Güemes: dos objetores fiscales que plantan cara a Hacienda y al militarismo

    6 de marzo de 2010

    Hugo Alcalde, Jorge Güemes y Carlos Pérez (AA-MOC Valencia) en «En un mundo feliz», Radio 3 (RNE):

    http://www.rtve.es/mediateca/audios...

    La entrevista empieza en el minuto 31:00 y dura 10 minutos.



  • Hugo Alcalde y Jorge Güemes: dos objetores fiscales que plantan cara a Hacienda y al militarismo

    9 de abril de 2010

    Creo entender que es insumision a los gastos de defensa en venezuela ¿o no?


    • Hugo Alcalde y Jorge Güemes: dos objetores fiscales que plantan cara a Hacienda y al militarismo

      10 de abril de 2010

      no, es en el reino de españa, pero vale contra los gastos militares en todos los estados del mundo y del resto de la galaxia.


  • Hugo, Jorge y la objeción al gasto militar en El País a doble página

    26 de abril de 2010

    Hay otra cuestión más de fondo que consiste en plantear una noción de defensa desligada al concepto militar. Es lo que Hugo Alcalde define como «seguridad humana» una de las ideas que promueve la ONU centradas en la protección y las necesidades básicas del ser humano, frente al significado clásico de la seguridad militar.

    http://www.elpais.com/articulo/soci...



  • Hugo Alcalde y Jorge Güemes: dos objetores fiscales que plantan cara a Hacienda y al militarismo

    9 de mayo de 2010, por  telefonica.net">Pedro Otaduy

    Bravo por Hugo, Jorge y todas las personas que seguimos intentando hacer ver que lo del gasto militar no es normal y lo de obligarnos a colaborar en ello es, además, una violación de nuestro derecho a actuar según nuestras conciencias.

    Del artículo de EL PAÍS (¡Vaya sorpresa!) me quedo con lo que dijo Hacienda, que aludía «al concepto básico de las obligaciones militares de los españoles».

    Al fin lo reconocen: con los impuestos para la guerra nos imponen un cumplimiento de obligación militar para el que tenemos derecho a objetar. Es la constitución y es el artículo 18 de la Declaración Internacional de Derechos Humanos.

    Basta ya de preparanos para la guerra, construyamos la paz.

    Por cierto, entre el 2 y el 4 de julio se celebrará cerca de Oslo la 13ª Conferencia Internacional de Campañas de Objeción Fiscal e Impuestos para la Paz. Quien esté interesada o interesado que entre en http://www.peacetaxconference.org/

    Salud,



  • Hugo Alcalde y Jorge Güemes: dos objetores fiscales que plantan cara a Hacienda y al militarismo

    24 de junio de 2010

Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.