En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

15 antimilitaristas ocupan la base militar de la OTAN en Valencia para pedir la retirada de las tropas de Afganistán y la abolición de los ejércitos

Actualizado con fotos de la acción y enlaces a vídeos

Sección:Desobedece a las guerras
Sábado 28 de noviembre de 2009 27 comentario(s) 8545 visita(s)

15 pacifistas logran entrar en la Base militar de la OTAN en Bétera Valencia, tras saltar las vallas del perímetro de seguridad de la base de la OTAN en un acto de desobediencia civil.

Cerca de un centenar de participantes antimilitaristas llegados de Bilbao, Barcelona, Elche, Alicante, Zaragoza, Salamanca, Castellón y Valencia, se congregaron este sábado en el pueblo valenciano de Bétera -a 3 km de la base militar-. Todos los participantes llegaron para formar parte de la 7ª Inspección Ciudadana, una convocatoria lanzada desde el colectivo Alternativa Antimilitarista-MOC que bajo el lema “Fuera de Afganistán- Fuera de todas partes” reclama no solo la salida de las tropas de Afganistán, sino que además la abolición de los ejércitos.

Bétera – Valencia. Sobre las 11 de la mañana los pacifistas llegaban al pueblo para dar los primeros pasos de la jornada de protesta. La calle principal del pueblo sirvió un año más para albergar el puesto informativo y dar acogida a los participantes proporcionando las hojas de instrucciones con el esquema de la acción, un mapa de las inmediaciones de la instalación, además de la tradicional bata blanca de los inspectores e inspectoras ciudadanas.

Tras una pequeña reunión de bienvenida, los pacifistas repartieron y desplegaron las pancartas. Con los últimos detalles ya a punto, los asistentes comenzaron con el pasacalles que atravesó el pueblo y entre pancartas y música la marcha pacifista tomo rumbo a las instalaciones del cuartel de la Fuerza de la OTAN. Durante el recorrido hasta las inmediaciones de la instalación de la OTAN los antimilitaristas portaban paraguas decorados con símbolos contra la guerra y banderas.

La “7ª Inspección Ciudadana”, coincide con otras convocatorias realizadas en Sevilla, Alicante, Murcia, Jaén , Barcelona, Madrid, Pamplona y Segovia. La Inspección Ciudadana, quiere dar voz a una parte nada despreciable de la población española que desea que las tropas españolas abandonen completamente Afganistán (casi un 60%), y que las propias Fuerzas Armadas sean abolidas (un 7% según encuestas recientes del propio M. de Defensa).

Tras media hora de festiva marcha por la carretera los participantes llegaron al perímetro militar donde la carretera se bifurca en dos vías que limitan con la base militar ( carretera Olocau, y carretera Porta Coeli). En este lugar la presencia de las fuerzas policiales y militares se hizo patente. La vía se dividió y también la marcha que se fraccionó en pequeños grupos que se desplazaron por los caminos en ambos sentidos del perímetro militar.

La marcha continúo por ambos lados de la carretera y algunos grupos de antimilitaristas se adelantaron y comenzaron a lanzarse a las vallas para hacer los primeros intentos de entrada en el perímetro militar. Los intentos dieron sus frutos a la altura de la entrada principal del recinto.

Mientras otros activistas lo intentaban sorteando las vallas metálicas por debajo, aprovechando su holgura, algunos directamente traspasaron trepando y pasando entre los alambres de espino que coronan las vallas para luego descolgarse al interior del recinto militar.

En total 3 grupos de activistas consiguieron traspasar el perímetro de seguridad por diferentes puntos de las instalaciones donde desplegaron una pancarta que decía “gastos militares para necesidades sociales.Fuera en la carretera, el resto de los participantes animaba a los activistas que esperaban pancarta en mano el procedimiento de expulsión.

A los pocos minutos de estar en el interior del recinto, todos los grupos de pacifistas fueron interceptados por agentes de la Guardia Civil y militares. Pasados unos 20 minutos de espera, los agentes procedieron a la identificación de los participantes y posteriormente ingresaron a los activistas en varios vehículos militares.

Tras pasar media hora todos los participantes fueron desalojados fuera del recinto.

Una vez fuera del recinto todos los participantes se congregaron para marchar en dirección al parque del pueblo de Bétera donde les esperaba una paella a modo de cierre de la 7ª Inspección Ciudadana.

Fuera de Afganistán, fuera de todas partes

La “ Inspección Ciudadana” es una forma activa y simbólica de reclamar el desmantelamiento de esas mismas vallas que los activistas superarán, es decir, de reclamar el cierre y recuperación civil y ecológica de toda la instalación militar, y todas las instalaciones militares. Destacar que este año, además, esta acción noviolenta quiere poner el acento en el fin de la ocupación de Afganistán. Coincidiendo con otras convocatorias en diferentes lugares del territorio español como Barcelona, Madrid, Pamplona o Segovia.

Una vez más AA-MOC insiste en que “es absurdo vender a la opinión la idea de que las maquinarias de guerra y violencia que son los ejércitos pueden ser factores de paz y justicia”, y defiende una vez más “la abolición de los ejércitos como la medida más realista y razonable para acabar con el problema de las guerras en el mundo.” Para el colectivo Alternativa Antimilitarista-MOC de València, “la constante intervención militar occidental en Afganistán no ha hecho más que agravar la situación de guerra que padece la población afgana desde hace ya más de 30 años, y no ha ayudado en absoluto a la pacificación y reconstrucción del país: ha fracasado a todos los niveles, pues la guerra se ha extendido a Paquistán y ha avivado el odio antioccidental del que se nutren los grupos armados ultrarreligiosos”.

Con esta acción, AA-MOC también quiere señalar que guerras a miles de kilómetros como las de Afganistán comienzan realmente al lado de nuestras casas desde instalaciones como la de Bétera a través de infraestructuras de transporte civiles. Es un hecho, según declaraciones recientes a medios de comunicación del comandante jefe del Cuartel General de la OTAN en Madrid, el cuartel de Bétera será designado por la OTAN en 2011 para comandar toda el contingente de ocupación de la Alianza en Afganistán: la ISAF.

Alternativa Antimilitarista-MOC es una red de ámbito estatal de grupos locales, antimilitaristas, de acción noviolenta, de base, independientes y de funcionamiento asambleario. AA-MOC trabaja también en coordinación con redes similares a escala europea.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.