En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Informativa
  Movimiento 15M
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

NATO-ZU/Cerremos la OTAN: Un exitoso bloqueo noviolento en Estrasburgo en medio de la violencia

Andreas Speck (WRI-IRG)

Sección:Desobedece a las guerras
Sábado 11 de abril de 2009 0 comentario(s) 1311 visita(s)

El 4 de abril de 2009, más de 200 activistas de NATO-ZU/Cerremos la OTAN (una iniciativa noviolenta cofundada por la Internacional de Resistentes a la Guerra) logró bloquear noviolentamente el camino de acceso norte al Palais de Musique et de Congres, donde tenía lugar la cumbre de la OTAN. A la vez, otros grupos de la coalición Block-NATO (de la que NATO-ZU es miembro) lograba bloquear con éxito en el interior de la ciudad la calle principal que conectaba las dos “zonas naranja” de seguridad (Av. de la Paix / Av des Vosges - Place de la République) con 500 personas, y también la Route du Rhin con otras 500 personas. En total, más de 1000 personas tomaron parte en bloqueos noviolentos. Los tres bloqueos permanecieron hasta el mediodía, cuando las asambleas de portavoces de los grupos de afinidad decidieron darlos por finalizados y unirse a la manifestación.

Aunque los dos bloqueos interiores fueron atacados inicialmente por la policía con gases lacrimógenos, la situación se tranquilizó posteriormente, y la misma policía se relajó también.

El bloqueo noviolento de Block-NATO y NATO-ZU/Cerremos la OTAN mostró que era posible protestar noviolentamente y perturbar la cumbre de la OTAN con esta acción de desobediencia civil. Según una noticia en el Badener Zeitung, los bloqueos obligaron a desviar el convoy de los jefes de gobierno y dificultaron el acceso de los periodistas que iban a cubrir la cumbre.

Aunque más tarde estalló la violencia en la zona del puerto de Estrasburgo, donde tenía lugar la manifestación internacional, la cuidadosa preparación de los bloqueos evitó que hubiera violencia por parte de los activistas.

Preparativos en el campamento

Los preparativos finales para los bloqueos empezaron en el campamento de Ganzau, en el sur de Estrasburgo. El campamento fue la base para un amplio abanico de activistas, desde pacifistas hasta el llamado “black block” (en absoluto un grupo homogéneo), y mucha gente que no tenía ninguna afiliación clara. En el campamento, Block-NATO y NATO-ZU tenían su propio “barrio”, donde todos los días tenían lugar al menos tres sesiones de entrenamientos para la noviolencia, se formaban grupos de afinidad, se reunían en asamblea los portavoces de los grupos de afinidad, y en general, se llevaba a cabo toda la planificación y preparación para el bloqueo.

El 1 de abril, representantes de Block-NATO y NATO-ZU se entrevistaron con la policía para explicar la acción de desobediencia civil planeada, el marco noviolento, y el papel de las personas de enlace con la policía como canal de comunicación entre la policía y la asamblea de portavoces. Aunque la policía escuchó con interés, ellos mismo no s comprometieron a actuar sin violencia e insistieron en que usarían todos los “medios adecuados” para dispersar los bloqueos, lo cual no excluía el uso de gases lacrimógenos. La policía dejó también claro que era su trabajo el conseguir abortar la acción que planeábamos.

Por tanto, el entrenamiento noviolento no solamente incluía el trabajo en grupos de afinidad, la toma de decisiones por consenso, técnicas de bloqueo y aspectos generales de la noviolencia, sino también debates sobre cómo protegerse de los gases lacrimógenos, que para muchos de los participantes era algo que no habían experimentado previamente y claramente asustaba a muchos.

Mientras los participantes se preparaban para los bloqueos, la situación se calentó en varias ocasiones en zona colindante con el campamento. El jueves por la tarde, tras una manifestación antirrepresiva en la ciudad, durante la cual se causaron muchos daños, la policía acompañó a los grupos de vuelta al campamento y en la entrada nordeste disparó un montón de gases lacrimógenos contra grupos de gente que se encontraban sobre los campos. Como consecuencia, la gente empezó a levantar barricadas en el resto de entradas al campamento.

Para intervenir en esto, NATO-ZU decidió convocar una asamblea plenaria del campamento para debatir cómo manejar la situación. A la vez, contactamos con el Comité de Coordinación Internacional (ICC), que organizaba la contracumbre y la manifestación, y pedimos que tratara de intervenir con la policía, mientras que nosotros intentaríamos relajar la situación desde el interior del campamento. Estos esfuerzos coordinados calmaron la situación finalmente, pero una asamblea de portavoces de NATO-ZU que estaba prevista tuvo que ser suspendida porque no quedaba capacidad para celebrarla.

El viernes, el último día antes de la acción, el debate en los grupos de afinidad y en la asamblea de portavoces cambió hacia la táctica de la acción. Debatimos sobre los posibles puntos de bloqueo en nuestra área, si los grupos de afinidad se sentían cómodos con uno, dos o tres puntos de bloqueo, y, sobre todo, cómo llegar a la zona del bloqueo. Al mismo tiempo tuvieron lugar más entrenamientos, y se unieron a la acción y a la asamblea de portavoces nuevos grupos de afinidad. En un recuento a mediodía, resultaron 150 personas organizadas dentro de NATO-ZU, un número que crecería hasta más de 200 después de la última sesión de entrenamiento por la tarde.

Mientras que la gente estaba atareada preparándose para el día siguiente, la situación se volvió peligrosa de nueva, esta vez en la rue de la Ganzau. Parece que el motivo fue la detención de un grupo de clowns para ser identificados. Aunque todos los clowns fueron liberados, hubo gente que levantó barricadas en la rue la Ganzau, e incluso prendió fuego a la primera barricada. Esta vez, los intentos de tranquilizar la situación por parte de NATO-ZU no ayudaron, y fue más bien gracias a la policía, que no tenía interés en actuar, que la situación se tranquilizó un rato después.

Durante la tarde, la mayoría de los grupos de NATO-ZU abandonaron el campamento y pasaron la noche en varios lugares en el norte de Estrasburgo.

Los bloqueos

Muy temprano, a las 3 de la mañana, los otros grupos de Block-NATO salieron del campamento para intentar llegar al punto de encuentro anunciado públicamente en la universidad, en el sur de la ciudad. Sin ninguna advertencia, fueron atacados con gases lacrimógenos por la policía, pero lograron retirarse y rodear a la policía, evitando claramente cualquier confrontación. Otros grupos fueron directamente a la universidad, donde fueron también atacados por la policía con gases cuando intentaban salir. Los grupos de afinidad de NATO-ZU usaron una táctica diferente. No teníamos un punto de encuentro público, pero decidimos que cada grupo de afinidad hiciera su propio camino hacia el punto de bloqueo, para llegar allí a las 7 de la mañana. El plan funcionó. No encontramos nada de policía en el área, y no solamente alcanzamos el punto de bloqueo en la Avenue Pierre Mendez France sin ningún problema, sino que también pudimos establecer el bloqueo sin interferencias de la policía. A las 7:05 AM, el mensaje emitido era que NATO-ZU bloqueaba el camino de acceso norte a la cumbre de la OTAN.

A lo largo de la mañana, los otros grupos de Block-NATO consiguieron también establecer sus bloqueos noviolentos. En total, más de 1000 personas participaron en los tres bloqueos de Block-NATO y NATO-ZU.

El ambiente en los bloqueos fue relajado y alegre. ¡Lo conseguimos! Después de todos los debates en los días previos, realmente no pensábamos que pudiéramos establecer los bloqueos, y mucho menos bloquear durante horas. Todo el mundo estaba preparado para ser desalojado por la policía usando gases lacrimógenos en el plazo de minutos, pero al final los bloqueos decidieron libremente terminar el bloqueo, y unirse a la manifestación, demostrando así nuestra autonomía respecto a nuestra forma de acción, y no dejando la decisión en manos de la policía.

La manifestación

NATO-ZU finalizó a mediodía su bloqueo con un pequeño ritual. Entonces empezamos a hacer el largo camino hacia el área portuaria de Estrasburgo, donde se suponía que la manifestación iba a empezar, rodeando las zonas de seguridad. Sin embargo, cuando nos acercábamos, vimos vimos humo negro en el cielo saliendo de lo que pensábamos que era el puente de Europa sobre el Rhin, que enlaza Estrasburgo en el lado francés con Kehl en el lado alemán, y sobre el cual una manifestación secundaria debía llegar desde Alemania. Cuando llegamos al Pont d’Anvers, que conduce a la zona portuaria, hicimos primero una parada en la caravana de la cocina colectiva Rampelplan, que nos esperaba con algo de comida.

Mientras comíamos, llegó la policía con un gran despliegue de fuerza, conduciendo a toda velocidad sobre el Pont d’Anvers, lanzando spray de pimienta desde sus furgonas. Nos retiramos rápidamente a una distancia prudencial, y se convocó una asamblea de portavoces para ver si todos los grupos de afinidad estaban bien.

La presencia de la policía evitó que nos pudiéramos unir a la manifestación (que en realidad no era una manifestación sino que acabó en medio del caos), y después de un rato los grupos de afinidad decidieron abandonar.

Después, por la tarde-noche nos reunimos de nuevo en el campamento. Mientras alguna gente de NATO-ZU dinamizó un plenario del campamento para debatir qué hacer en caso de ataques de venganza por parte de la policía (había rumores en relación a esto), e intentó tranquilizar la situación, otra realizó un plenario de evaluación de NATO-ZU. Aunque la gente estaba cansada después de todo el día, impactada por la violencia y agotada tras días ocupándose de tranquilizar los ánimos, el ambiente que se respiraba era que NATO-ZU había realizado una acción con éxito, mucho más exitosa que lo que nadie podía imaginar la noche anterior. Sin embargo, la satisfacción por este logro se mezclaba con la tristeza por el rumbo que habían tomado los acontecimientos.

Las personas que todavía tenían energías se unieron a la música y a la fiesta, mientras otras se dejaron caer en su saco de dormir, completamente exhaustas. Afortunadamente, la noche fue tranquila.

El día siguiente era el momento de las despedidas. Un último control policial y ya estábamos camino a casa.

Andreas Speck, War Resisters’ International, 8 abril de 2009

Versiones en inglés y en alemán:
http://wri-irg.org/node/7207

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.