casco insumissia fusil roto

Declaración de la Internacional de Resistentes a la Guerra

El Congo: más tropas supondrán más problemas

El Congo: más tropas supondrán más problemas

4 noviembre 2008

La reunión del Consejo de la Internacional de Resistentes a la Guerra que tuvo lugar en Bilbao (del 29 al 31 de octubre) mostró su gran preocupación por la situación bélica y de inseguridad general que se vive en el Congo oriental (las provincias de Kivu y la región de Ituri), y advierte del peligro que supone el despliegue de más tropas en la zona.

Desde agosto de 2008, la situación ha ido empeorando debido a las nuevas actividades de diversas milicias armadas y enfrentamientos militares que se suceden a diario con las FADRC (fuerzas armadas del gobierno) y las fuerzas de la ONU, MONUC.

El sufrimiento de la población local es muy duro y hay unos 200.000 desplazados. Se violan muchos derechos humanos y las violaciones a personas es una estrategia de guerra. MONUC, la mayor y más costosa "fuerza de paz" de la ONU está contribuyendo al problema a través de su implicación en el comercio ilegal y la violación de derechos humanos, incluyendo violaciones.

Este conflicto está siendo avivado y financiado por la lucha por el control de los recursos minerales, como ya ha sido señalado reiteradamente por varios organismos, incluyendo el programa de la IRG que monitoriza a los especuladores de la guerra. Esto es lo que mantiene a las milicias y al ejército gubernamental, y también lo que explica el apoyo del Presidente Kagame de Ruanda a la milicia del General Nkunda.

La IRG, una organización pacifista internacional con 82 afiliados en 43 países es crítica con el papel actual de la UE y de sus miembros. La UE busca "soluciones" militares que no existen: estados miembros están dando grandes cantidades de ayuda para el desarrollo (incluyendo ayuda militar) al régimen ruandés; y ahora, con la típica retórica "humanitaria", están considerando el envío de fuerzas altamente armadas para proteger intereses europeos.

La lección que nos ha dado la historia es clara: el envío de tropas europeas no es el modo de reducir el sufrimiento en África.

La IRG ya advirtió de la militarización de la Unión Europea, un aspecto de la evolución de la UE que ha sido descuidado. Las fuerzas de la UE en el Congo no estarían allí para responder a las necesidades de la gente, sino para servir a los intereses de los negocios y Estados europeos. Lo que el Congo necesita no son más soldados y armas, sino la manera de satisfacer las necesidades de la población: comida, servicios médicos, infraestructura, educación. La paz no necesita intervención militar sino tomar dos medidas bien distintas:

por un lado, campañas públicas y medidas internacionales en contra de aquellos que provocan guerras y avivan conflictos con la búsqueda de sus propios intereses.

por el otro, prestando atención a aquellos que desde dentro del Congo, luchan por los derechos humanos, promueven la noviolencia y que buscan el final del sufrimiento.

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

Alternativa Antimilitarista - moc
Administración