En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

OTAN Game Over en Bétera: 10 antimilitaristas superan las vallas del recinto principal sin ser detenidos

Reclama las bases

Sección:Desobedece a las guerras
Domingo 18 de mayo de 2008 7 comentario(s) 6392 visita(s)

Alrededor de un centenar de personas se han concentrado en la alameda de Bétera para participar en la sexta edición de la inspección ciudadana a la base de la Fuerza de Respuesta de la OTAN. Desde las 10 estuvo montado un puesto informativo que acogió a los participantes que iban acudiendo y les proporcionó una hoja de instrucciones con el esquema de la acción, un mapa de las inmediaciones de la instalación, y la tradicional bata blanca de los inspectores e inspectoras ciudadanas. Un autobús transportó a otro grupo de personas directamente desde la estación de RENFE en Valencia hasta Bétera.

A las 11:45 ha partido la marcha de 3 km. por la carretera de Olocau, después de hacer un pequeño pasacalles con música de dolçaina i tabalet por algunas de las calles del centro de Bétera.

Durante el recorrido hasta las inmediaciones de la instalación de la OTAN los y las antimilitaristas portaban paraguas decorados con símbolos contra la guerra, fotos de ciudades heridas por conflictos bélicos, banderas y pancartas.

Tras media hora de marcha, el grupo ha llegado al perímetro militar, en la rotonda donde se dividen las dos carreteras que limitan con la base, la que va a Olocau, y la que va a Porta Coeli. En ese punto, la marcha se ha divido en multitud de pequeños grupos de afinidad de 3-6 personas que se han repartido y estirado a lo largo de los dos lados del perímetro militar. Algunos grupos han extendido cinta de señalización de peligro a lo largo de la valla exterior, como forma de clausurar simbólicamente la base.

JPEG - 18 KB
Foto: Carina del Rosario

Al mismo tiempo, un grupo de mujeres, junto con sus hijos e hijas, se concentraba ante la puerta principal de la base, con una pancarta que decía: “Les mares parim la vida… els exèrcits sembren la mort”.

Poco después de la división en grupos de afinidad, se han empezado a producir intentos de entrada a lo largo del perímetro militar junto a la carretera de Olocau. Poco antes de llegar a la salida de vehículos de la base, a la altura de las instalaciones de la Unidad Militar de Emergencias, se ha producido la entrada de personas de diferentes grupos de afinidad. Algunas han sorteado las dos vallas metálicas pasando por debajo, aprovechando su holgura. Otras, han trepado y pasado entre los alambres de espino que coronan las vallas, descolgándose del otro lado. En total, 10 personas han conseguido traspasar el perímetro de seguridad y acceder a la zona de las instalaciones.

Rápidamente han sido todas ellas interceptadas por agentes de la Guardia Civil, precedidos por vehículos militares, e identificadas. Tras unos 20 minutos de espera, los agentes han hecho subir a los activistas en varios vehículos. Justo en el momento en que eran transportados hacia la base, se ha desatado una fuerte tormenta sobre la zona, con granizo incluido, en medio de la cual han sido desalojados los 10 activistas, a través de la salida trasera de vehículos de la base. Los efectivos de la base de despliegue rápido no encontraban las llaves de la puerta de salida, lo cual ha retrasado el desalojo.

Es la segunda vez consecutiva que los y las inspectoras ciudadanas se introducen en el recinto principal de esta instalación de guerra, por puntos diferentes del perímetro de seguridad. Desde la primera edición de la “inspección ciudadana”, más de un centenar de personas han desobedecido la prohibición de entrar en el terreno militar, accediendo también por el campo de maniobras de la base.

A la protesta acudieron personas de otros grupos como la Coordinadora Tarragona Patrimoni per la Pau, y la Plataforma contra la Militarización de Albacete.

Esta acción está enmarcada en un movimiento a escala europea para demandar el desmantelamiento de las infraestructuras militares y la devolución de sus terrenos para usos sociales y ecológicos. “Las guerras comienzan en Europa. Paremos la guerra desde Europa”, es uno de los lemas centrales de este movimiento que señala la implicación de los estados europeos en los preparativos de las guerras, ya sea albergando instalaciones militares ofensivas o de apoyo al combate, cediendo infraestructuras civiles como puertos o aeropuertos para el despliegue internacional de tropas, o aumentando el presupuesto público para gasto militar. Este movimiento antimilitarista europeo tuvo su presentación en sociedad el pasado 22 de marzo en el cuartel general de la alianza Atlántica en Bruselas. En la acción “OTAN GAME OVER”, unas 1000 personas de Bélgica y otras 150 procedentes de 17 países europeos intentaron sortear las vallas y alambradas. 50 personas lo consiguieron y 400 fueron detenidas durante varias horas.

La implicación del Estado español en el entramado global de la guerra es cada vez mayor. No solamente a través del comercio y producción de armas y de la participación creciente en las operaciones militares de combate y/u ocupación como en Afganistán, Líbano, Balcanes o Haití, sino también con los diferentes cuarteles españoles que acogen o pueden acoger en breve plazo infraestructuras de la Alianza Atlántica: el submando regional en Retamares (Madrid), el mando rotario de la Fueza de Respuesta en Bétera(Valencia), la base de vigilancia terrestre (Aliance Ground Surveillance) en Zaragoza y la escuela de pilotos de guerra (Tactical Leadership Programme) en Albacete.

En el caso concreto de la base de Bétera, estas instalaciones albergan el mando rotatorio de la reciente Fuerza de Respuesta de la OTAN, un ejército de carácter netamente intervencionista y ofensivo, capaz de golpear con armamento de alta tecnología en pocos días en cualquier lugar del planeta.

Más fotos:

- Coordinadora Patrimoni per la Pau

- Plataforma contra la Militarización de Albacete

Video y montaje fotográfico:

alternativa antimilitarista – moc
roger de flor 8, baix-dta.
46001 València
627 064 818
retirada( arroba )xarxaneta( punto )org – inspecciociutadana( arroba )yahoo( punto )es


Más información:

http://www.antimilitaristas.org/spip.php?article3776

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • OTAN Game Over en Bétera: 10 antimilitaristas superan las vallas del recinto principal sin ser detenidos

    19 de mayo de 2008

    Los antimilitaristas se cuelan en Bétera

    Un centenar de personas protestan ante la base de la OTAN en el Camp de Túria

    EL PAÍS - Valencia - 18/05/2008

    Un centenar de personas, convocadas por el colectivo antimilitarias MOC, participaron ayer en Bétera -donde está la sede de la base de la Fuerza de Respuesta de la OTAN-, en una en una protesta simbólica contra las instalaciones militares y la carrera armamentística.

    Al mediodía, y a pesar de la lluvia que caía, los manifestantes, ataviados con bata blanca, se dividieron en grupos y cogieron las dos carreteras que limitan con la base militar -la de Olocau y la que va a Porta Coeli-. Al final, acabaron rodeando el perímetro del recinto de la OTAN y en algunos tramos extendieron una cinta de señalización de peligro a lo largo de la valla exterior. A modo simbólico procedieron a clausurar la base.

    Una decena de antimilitaristas lograron colarse dentro y acercarse a las instalaciones de la Unidad Militar de Emergencias. Algunas sortearon, según el MOC, dos vallas metálicas pasando por debajo, y otras treparon por la alambrada eludiendo los alambres de espino.

    Todos los manifestantes fueron interceptados por agentes de la Guardia Civil. Los antimilitaristas fueron identificados primero y, tras 20 minutos de espera, los transportaron hasta la base en vehículos militares. Finalmente fueron desalojados por la salida trasera de vehículos de la base militar cuando más arreciaba la tormenta. «Los efectivos de la base de despliegue rápido», señalaron ayer los manifestantes en una nota de prensa, «no encontraban las llaves de la puerta de salida, lo cual retrasó el desalojo».



  • OTAN Game Over en Bétera: 10 antimilitaristas superan las vallas del recinto principal sin ser detenidos

    19 de mayo de 2008

    protesta

    Una decena de pacifistas accede a la base de Bétera para pedir su cierre

    Los manifestantes realizan la sexta «inspección ciudadana» a las instalaciones de la OTAN

    Puntos débiles. Los «inspectores» acceden por un hueco de la valla. alternativa antimilitarista-moc

    J. T. , Bétera, Levante-EMV

    Game Over a la OTAN. Una decena de personas burlaron ayer las medidas de seguridad de la base militar de Bétera y accedieron a las instalaciones para pedir «su desmantelamiento y el retorno a un uso civil». La VI Inspección Ciudadana a la base del Camp de Túria reunió a decenas de personas, un centenar según la organización, en una protesta en la que el «factor sorpresa» facilitó el acceso al recinto de los «inspectores».

    Un grupo de pacifistas saltó la valla, y mientras una patrulla de la Guardia Civil intentaba evitar el acceso, otro grupo accedió por un hueco detectado en la parte baja de la valla. Cuando las patrullas llegaron a la parte de la base situada en la carretera de Olocau - normalmente acceden por la puerta principal- habían entrado una decena de civiles. Los agentes identificaron a los manifestantes. Mientras, los pacifistas coreaban «Cap exèrcit defensa la pau» «Bases fora, OTAN no». No hubo enfrentamientos ni detenciones. La jornada arrancó a las 11 horas con un grupo de pacifistas informando y recogiendo firmas en la Alameda de Bétera. Los paraguas con dibujos dejaban entrever la estrategia de los grupos de «inspección». Comenzó poco después el recorrido por Bétera y la marcha pacífica hacia la base, a ritmo de «tabalet i dolçaina». Ya en las inmediaciones de la base realizaron el primer acto simbólico. Una sirena sonaba mientras los pacifistas yacían inmóviles en el suelo.

    Cambio de estrategia

    Y llegó la acción. Este año los inspectores diseñaron una estrategia diferente: dividirse en grupos para «dificultar la vigilancia». Y así lo hicieron. Parte del grupo se encaminó hacia la puerta principal, en dirección Porta Coeli, y el resto hacia la carretera que conduce a Olocau. Cuando llegaron a las vallas los grupos se fueron dividiendo y una decena de pacifistas accedió a la base de la OTAN.

    El portavoz de Alternativa Antimilitarista-MOC, Alejandro Pozo, defendió que la protesta es «la mejor manera de recordar que la base sigue estando y que es parte del entramado de la OTAN». El portavoz pacifista señaló que «muchas veces al hablar de conflictos bélicos no nos damos cuenta de que tenemos parte del entramado en casa» y explicó que «mientras la base continúe, continuará la lógica bélica mundial, y lo tenemos al lado de casa».



  • OTAN Game Over en Bétera: 10 antimilitaristas superan las vallas del recinto principal sin ser detenidos

    19 de mayo de 2008

    Comunidad Valenciana

    Un grupo de antimilitaristas invade la base de la OTAN en Bétera para exigir su cierre

    La Guardia Civil identifica a una decena de personas por saltar la valla

    A. RALLO, VALENCIA, LAS PROVINCIAS

    Un grupo de antimilitaristas invade la base de la OTAN en Bétera para exigir su cierre

    Una integrante de la plataforma antimilitarista logra cruzar ayer, ayudada por otros compañeros, el perímetro de la base de la OTAN en Bétera.

    Por sexto año consecutivo miembros y simpatizantes de la plataforma Alternativa Antimilitarista realizaron ayer un asalto a la base de la OTAN en Bétera. Medio centenar de personas acudieron a la protesta, que comenzó en la citada localidad y desde donde se dirigieron a pie hasta la base militar.

    El recorrido contó una vez más con un dispositivo policial para evitar cualquier incidente. Una decena de guardias civiles controló el trayecto de los manifestantes hasta el enclave militar, a unos dos kilómetros del casco urbano. Una vez alcanzaron el perímetro de la base, hasta tres grupos saltaron la valla por diferentes zonas. «Una maniobra de despiste», habían explicado anteriormente desde el colectivo.

    Mientras unos saltaban las protecciones, otros las pasaban por debajo. Todos obtuvieron el mismo resultado: la identificación por parte de los guardias civiles, aunque ninguno fue detenido, según informaron fuentes de la plataforma.

    Una vez los asaltantes lograron traspasar el perímetro de la base, los compañeros que aguardaban en el exterior lanzaron gritos de «OTAN no, bases fuera».

    El portavoz del grupo, Alejandro Pozo, subrayó la necesidad de estas acciones, que calificó como «de desobediencia civil». «Cuando hablamos de los conflictos en el mundo, no nos damos cuenta que parte de ese entramado lo tenemos aquí, tan cerca de nosotros», añadió.

    Antonio Jiménez, uno de los asistentes a la protesta, justificó su presencia en el acto: «Tan culpable es el que comete el mal como el que no lo denuncia».

    El grupo, que realizó su protesta disfrazado con batas blancas simulando ser inspectores en Irak, reclamó el desmantelamiento de la base y que se destinen los terrenos a uso civil y ecológico. La acción de mayor repercusión de este grupo fue el bloqueo de un tren que se dirigía a unas maniobras militares hace cuatro años.

    La protesta se enmarca dentro de un conjunto de actos más amplio contra las infraestructuras militares, como el que efectuaron el pasado 22 de marzo en Bruselas cuando decenas de personas intentaron entrar en el cuartel general de la Alianza.

    Este tipo de protestas continuarán en noviembre en una jornada descentralizada de acciones en bases militares y en las celebraciones del 60 aniversario de la OTAN en 2009.



  • OTAN Game Over en Bétera: 10 antimilitaristas superan las vallas del recinto principal sin ser detenidos

    19 de mayo de 2008

    Un grupo de antimilitaristas invade la base de la OTAN en Bétera para exigir su cierre

    Por sexto año consecutivo miembros y simpatizantes de la plataforma Alternativa Antimilitarista realizaron ayer un asalto a la base de la OTAN en Bétera. Medio centenar de personas acudieron a la protesta, que comenzó en la citada localidad y desde donde se dirigieron a pie hasta la base militar.

    El recorrido contó una vez más con un dispositivo policial para evitar cualquier incidente. Una decena de guardias civiles controló el trayecto de los manifestantes hasta el enclave militar, a unos dos kilómetros del casco urbano. Una vez alcanzaron el perímetro de la base, hasta tres grupos saltaron la valla por diferentes zonas. ’Una maniobra de despiste’, habían explicado anteriormente desde el colectivo.

    Mientras unos saltaban las protecciones, otros las pasaban por debajo. Todos obtuvieron el mismo resultado: la identificación por parte de los guardias civiles, aunque ninguno fue detenido, según informaron fuentes de la plataforma.

    Una vez los asaltantes lograron traspasar el perímetro de la base, los compañeros que aguardaban en el exterior lanzaron gritos de ’OTAN no, bases fuera’.

    El portavoz del grupo, Alejandro Pozo, subrayó la necesidad de estas acciones, que calificó como ’de desobediencia civil’. ’Cuando hablamos de los conflictos en el mundo, no nos damos cuenta que parte de ese entramado lo tenemos aquí, tan cerca de nosotros’, añadió.

    Antonio Jiménez, uno de los asistentes a la protesta, justificó su presencia en el acto: ’Tan culpable es el que comete el mal como el que no lo denuncia’.

    El grupo, que realizó su protesta disfrazado con batas blancas simulando ser inspectores en Irak, reclamó el desmantelamiento de la base y que se destinen los terrenos a uso civil y ecológico. La acción de mayor repercusión de este grupo fue el bloqueo de un tren que se dirigía a unas maniobras militares hace cuatro años.

    La protesta se enmarca dentro de un conjunto de actos más amplio contra las infraestructuras militares, como el que efectuaron el pasado 22 de marzo en Bruselas cuando decenas de personas intentaron entrar en el cuartel general de la Alianza.

    Este tipo de protestas continuarán en noviembre en una jornada descentralizada de acciones en bases militares y en las celebraciones del 60 aniversario de la OTAN en 2009.

    Terra Actualidad - VMT



  • OTAN Game Over en Bétera: 10 antimilitaristas superan las vallas del recinto principal sin ser detenidos

    19 de mayo de 2008

    Albacete

    Tres antimilitaristas albaceteños fueron detenidos ayer en la Base de Bétera

    Participaban en una acción no violenta de desobediencia civil Fueron liberados tras una media hora

    18.05.08 - LA VERDAD

    EN BÉTERA. El grupo de antimilitaristas tras cruzar el cerco de seguridad de la Base. / LA VERDAD

    Más de cincuenta miembros de colectivos antimilitaristas, entre ellos tres pertenecientes de la Plataforma contra la militarización de Albacete, participaron ayer en la VI Inspección Ciudadana de la Base de la Fuerza de Respuesta de la OTAN en la localidad valenciana de Bétera.

    Los participantes cubrieron a pie los tres kilómetros que separan la población de Bétera de la base militar y después diez antimilitaristas lograron cruzar el cerco de seguridad, según informaron miembros de la Plataforma albaceteña.

    Una vez dentro del recinto militar gritaron consignas tales como OTAN no, bases fuera o Paz sin militares. Posteriormente fueron identificados por miembros de la Guardia Civil y de la Policía Militar y retenidos durante aproximadamente media hora. Tras la cual fueron puestos en libertad y expulsados de la Base en el momento en que caía una intensa tormenta. Desde la Plataforma señalaron que no se les informó de la imputación de delito alguno.

    La inspección ciudadana es una acción no violenta de desobediencia civil. Los participantes en ella consideran que la guerra es un crimen contra la humanidad. Así, aseguran que mientras la legalidad vigente continúe amparando su preparación y ejecución, los colectivos antimilitaristas continuarán denunciándola, obstruyéndola e impidiéndola.

    Finalidad

    El objetivo de la sexta marcha a la Base de Bétera era cruzar las vallas y clausurarla, y reclamar un mundo sin guerras y sin ejércitos.

    Asimismo querían llamar la atención sobre la militarización del continente europeo por parte de la OTAN y en especial de «la reciente del Estado español con la instalación del Centro de mando y control de la Vigilancia Terrestre de la OTAN en Zaragoza, de la Escuela de pilotos de la OTAN en Albacete o la Base de la Fuerza de Respuesta de la OTAN en Bétera».

    Los antimilitaristas consideraron que estos son claros ejemplos del incumplimiento de dos de las tres condiciones del referéndum de la OTAN de 1986.



  • OTAN Game Over en Bétera: 10 antimilitaristas superan las vallas del recinto principal sin ser detenidos

    19 de mayo de 2008

    defensa

    Un centenar de personas reclama el cierre de la base de la OTAN en Bétera

    Levante-EMV, 17 de mayo de 2008, 15:37

    Un centenar de personas ha marchado hoy por las calles del centro de Bétera hasta la base de la OTAN en esta localidad para pedir su desmantelamiento, de las cuales diez han saltado la valla de protección en un acto simbólico de desobediencia civil, según ha explicado a EFE el portavoz de la plataforma Alternativa Antimilitarista, Alejandro Pozo.

    EFE Esta es la sexta vez que esta plataforma organiza esta jornada de protesta para pedir el cierre de una base que, según Pozo, no puede separarse «de un entramado global que promueve acciones bélicas como las de Iraq».

    Los asistentes a esta convocatoria «no violenta» han realizado un pasacalles por el centro de Bétera y a su llegada a la base, diez de ellos han saltado la valla, por lo que han sido identificados por los agentes de la Guardia Civil allí presentes.

    Según ha explicado el portavoz de la plataforma, con este tipo de iniciativas se pretende que «se hable del tema y que no haya secretismos», así como «el desmantelamiento de la base para que se le dé un nuevo uso civil».

    El pasado mes de marzo, Alternativa Antimilitarista participó en una acción similar bajo el nombre de «OTAN Game Over», en la que un millar de personas, algunos de ellos valencianos, intentó entrar en el cuartel general de la OTAN en Bruselas para pedir «la desaparición de la Alianza y el fin de sus juegos de guerra».

    Estas protestas, adscritas al movimiento europeo antimilitarista contra las infraestructuras militares, continuarán el próximo mes de noviembre en una jornada descentralizada de acciones en bases militares y en las celebraciones del 60 aniversario de la OTAN en 2009.



  • OTAN Game Over en Bétera: 10 antimilitaristas superan las vallas del recinto principal sin ser detenidos

    19 de mayo de 2008

    Un centenar de personas exigen el desmantelamiento de la base militar de Bétera

    UNA DECENA DE LOS MANIFESTANTES LOGRA TRASPASAR EL PERÍMETRO MILITAR Y ACCEDER A LAS INSTALACIONES

    Más de un centenar de personas participó este sábado en la VI edición de la inspección ciudadana a la base de la Fuerza de Respuesta de la OTAN en Bétera (Valencia). Se trata de una actividad enmarcada en un movimiento a escala europea para demandar el desmantelamiento de las infraestructuras militares y la devolución de sus terrenos para usos sociales y ecológicos, según informaron fuentes de la organización.

    PANORAMA-ACTUAL - 17/05/2008 20:07 h. El acto se inició alrededor de las 10.00 horas en la Alameda de Bétera, donde se montó un puesto informativo que acogió a los participantes que fueron acudiendo y les proporcionó una hoja de instrucciones con el esquema de la acción, un mapa de las inmediaciones de la instalación y la tradicional bata blanca de los inspectores ciudadanos. Asimismo, un autobús transportó a otro grupo de personas desde la estación de Renfe en Valencia hasta Bétera.

    A continuación se inició la marcha de tres kilómetros por la carretera de Olocau, después de hacer un pequeño pasacalles con música de dolçaina i tabalet por algunas de las calles del centro de Bétera. Durante el recorrido hasta las inmediaciones de la instalación de la OTAN los antimilitaristas llevaban paraguas decorados con símbolos contra la guerra, fotos de ciudades heridas por conflictos bélicos, banderas y pancartas.

    Tras media hora de marcha, llegaron al perímetro militar, donde se dividió en multitud de pequeños grupos de entre tres y seis personas que se repartieron a lo largo de los dos lados del perímetro militar. Algunos grupos extendieron una cinta de señalización de peligro a lo largo de la valla exterior, como forma de clausurar simbólicamente la base. Al mismo tiempo, un grupo de mujeres, junto con sus hijos, se concentraron ante la puerta principal de la base, con una pancarta con el lema ´Les mares parim la vida. Els exèrcits sembren la mort´.

    Poco después de la división en grupos de afinidad, se empezaron a producir intentos de entrada a lo largo del perímetro militar junto a la carretera de Olocau. En total diez personas lograron traspasar el perímetro de seguridad y acceder a la zona de las instalaciones, donde rápidamente fueron interceptadas por agentes de la Guardia Civil, precedidos por vehículos militares e identificadas

    «Inspección ciudadana»

    Según informaron fuentes de la organización de la actividad, es la segunda vez consecutiva que los inspectoras ciudadanos se introducen en el recinto principal de esta instalación de guerra, por puntos diferentes del perímetro de seguridad. Desde la primera edición de la «inspección ciudadana», más de un centenar de personas «han desobedecido la prohibición de entrar en el terreno militar, accediendo también por el campo de maniobras de la base».

    Está acción está enmarcada en un movimiento europeo para demandar el desmantelamiento de las infraestructuras militares utilizar sus terrenos para usos sociales y ecológicos. ´Las guerras comienzan en Europa. Paremos la guerra desde Europa´, es uno de los lemas centrales de este movimiento.

    Este movimiento antimilitarista europeo tuvo su presentación en sociedad el pasado 22 de marzo en el cuartel general de la alianza Atlántica en Bruselas. En la acción ´OTAN Game Over´, unas 1.000 personas de Bélgica y otras 150 procedentes de 17 países europeos intentaron sortear las vallas y alambradas. Del total, 50 personas lo consiguieron y 400 fueron detenidas durante varias horas.

    En el caso concreto de la base de Bétera, las mismas fuentes explicaron que estas instalaciones albergan el mando rotatorio de la reciente Fuerza de Respuesta de la OTAN, «un ejército de carácter netamente intervencionista y ofensivo, capaz de golpear con armamento de alta tecnología en pocos días en cualquier lugar del planeta», destacaron.



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.