casco insumissia fusil roto

La sentencia se conocerá en 15 días

De

De "desórdenes públicos" a "desobediencia leve": se desinfla el castigo a l@s cuatro antimilitaristas que bloquearon la salida del tren de la OTAN

ACTUALIZACIÓN: YA HAY SENTENCIA
El juez absuelve al bloqueo del tren de la OTAN del delito pero condena a la multa máxima por "desobediencia leve"

A la quinta fue la vencida. Esta vez sí se presentaron los dos policías y
el guarda jurado que tenían que testificar contra l@s cuatro
antimilitaristas que bloquearon en octubre de 2004 la salida de un tren
con material de la base de la OTAN de Bétera.

Antes de comenzar la vista, el fiscal propuso un acuerdo para evitar el
juicio que consistía en aceptar la culpabilidad por una falta (ya no
delito) de "desobediencia leve" con multas de unos 300 euros por persona.
El acuerdo fue rechazado y se celebró la vista en la que el fiscal, a
pesar de mantener formalmente la acusación de "desórdenes públicos"
renunció a tratar de demostrar que la acción creó una situación peligrosa,
condición imprescindible para que pueda aplicarse ese artículo del código
penal. Sin embargo argumentó para apoyar su acusación inicial que sean
cuales fueren sus motivaciones últimas, la acción impidió la circulación
de un "servicio público" por lo que atentó contra la "paz pública". En
cambio, dedicó todos sus esfuerzos a probar que l@s antimilitaristas
habían desobedecido las órdenes de soltarse de las vías (en el caso de los
dos encadenados a los raíles) o de abandonar el lugar (en el caso de las
que portaban la pancarta). De hecho, en sus conclusiones, el fiscal
solicitó una condena alternativa por "desobediencia leve" en caso de que
no prosperara la de "desórdenes públicos", con multas de 600 euros para
las cuatro personas acusadas. También intentó probar que l@s activistas
habían forzado el candado de la puerta de acceso al recinto, pero
finalmente retiró esta acusación de daños.

Un dato controvertido pero que ha resultado beneficioso para la defensa ha
sido el de los horarios de salida de los trenes militares.
Sorprendentemente, la propia RENFE informó que el último de los convoyes
militares partió media hora antes de que comenzara la acción, dejando así
sin efecto cualquier intento de demostrar que se había cortado el paso a
un tren, y por tanto desautorizando la acusación de "desórdenes públicos".
Sin embargo, este dato no es cierto en absoluto, como l@s propi@s
antimilitaristas pudieron comprobar pocos minutos antes de encadenarse,
cuando vieron el tren todavía en proceso de carga parado en la estación, y
también pocos minutos antes de ser desalojados de las vías, cuando vieron
que el tren se acercaba a unos cincuenta metros del punto de bloqueo, ya
cargado con los vehículos militares.

El abogado defensor subrayó que sí que "hay que considerar el objetivo
último que se pretende, pues es diferente si hay una finalidad legítima,
como, en este caso, su oposición ideológica a la guerra y sus
preparativos
". "Esta forma de pensar no tiene fácil acceso a los medios
públicos
", argumentó el abogado, quien aseguró que sus defendidos, al
organizar esta acción de protesta, pretendían "llevar al debate público su
forma de pensar
". También recordó que varias sentencias del Tribunal
Supremo y del Constitucional apuntan la necesidad de sopesar la finalidad
última de una acción de protesta social como la de los procesados.

En el momento de la declaración de unos de los agentes, un lapsus linguae
del testigo, que dijo que l@s activistas estaban "encañonados" en lugar de
decir "encadenados", provocó alguna que otra carcajada reprimida entre el
público asistente y alguna de las partes. Este instante de espontaneidad
en medio de la seca liturgia procesal parece que irritó sobremanera al juez, que
ordenó a tres asistentes que abandonaran la sala porque esto "es un
juzgado y no un teatro
", lo que produjo un breve rifi-rafe verbal.

La sentencia podría hacerse pública en unos 10 días.


Info relacionada:

- El juicio por bloquear el tren de la OTAN en Valencia será el 6 de marzo de 2007: cartas de apoyo y autoinculpaciones
- Suspendido de nuevo el juicio a l@s antimilitaristas (11-5-06)
- Web de la acción
- Fotos y video de la acción

Noticias en prensa:

- El fiscal pide a 4 antimilitaristas un año de cárcel por boicotear un tren (El País-CV)
- Juzgan a cuatro antimilitaristas por atarse alas vías del tren (Las Provincias)
- El fiscal pide un año de prisión para 4 pacifistas que bloquearon un tren de la OTAN (Levante-EMV)
- Fiscal mantiene pena 1 año antimilitaristas intentaron evitar paso tren OTAN (Terra-EFE)
- Piden un año de cárcel para los acusados de intentar parar un tren de la OTAN (Panorama Actual)
- Juicio a cuatro pacifistas que bloquearon un tren con material de la OTAN (Levante-EMV)
- Otro juicio por parar un tren de la OTAN (Rojo y Negro)
- Comença el judici contra els quatre activistes que van blocar un tren de l’OTAN a Bétera (Vilaweb)

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

  • 7 de marzo de 2007 09:06

    No me explico cómo estas cosas cuestan tanto de ser comprendidas por el pueblo. La oposición a cualquier guerra y a las organizaciones que contribuyen a que exista siempre ese clima que las posibilita, parece que debería ser consustancial con nuestra naturaleza. Vemos todos los días el horror y la bestialidad que conllevan las guerras. Y por si fuera poco, todo este tinglado de OTAN y demás milongas se realiza con nuestro dinero, que podría y debería ser empleado en cometidos más edificantes y prácticos. ¿Tan difícil es entenderlo? ¿Por qué nos quejamos luego de las inacabables listas de espera, de las deficiencias de la educación, de la carestía de las viviendas, etc., etc, sin tener en cuenta las cantidades inmensas de dinero que se desperdician en investigación, desarrollo y fabricación de ingenios para matarnos? De pena, tíos, de pena. Y mi felicitación y mi admiración para quienes se oponen con riesgo de perder su libertad a los manejos de todos estos que se justifican porque luchan ’contra el terrorismo’. ¡Cuántos otros terrorismos están consentidos!

    Responde este comentario

    • 7 de marzo de 2007 22:57

      Yo es que creo que la logica queda fuera del sistema. El sistema es visceral e ilogico. Es imposible entenderlo si no
      es pensando en terminos de emociones.

      Tratamos de entenderlo desde un punto de vista logico, con un proceso reflexivo, pero la sociedad no se comporta de acuerdo a estos parametros. La sociedad se comporta por medio de impulsos, como un animal: Estimulo y reaccion.

      Los poderosos estimulan a la sociedad a que tema, a que odie, a que consuma y a que no piense. Y la sociedad responde tal y como ellos esperan.

      Lo militar, hace ya mucho tiempo que solo es un sucio negocio de muerte. Atras quedaron la defensa nacional y cualquier justificiacion logica de la existencia de los ejercitos. Estos hoy solo sirven para desviar fondos publico a manos privadas.

      Asi pues tenemos un problema mucho mayor que cualquiera que pueda resolverse por medio de la logica: El militarismo esta vivo, nace, crece, se reproduce y espero que algun dia morirá.

      El problema es saber que le hace daño o le incomoda...

      Dandole vueltas y mas vueltas es posible que algun dia entendamos tanta sinrazon y tanto egoismo suicida.

      internete
      1234567

      Responde este comentario

  • 1ro de abril de 2007 14:40, por LEGIONARIO ESPAÑOL

    Hay que ser corto. Si, corto. Atarse a unas vías para frenar a un tren de la OTAN. En fin. La OTAN está combatiendo en defensa de los derechos humanos- porque en países como Afganistan a la mujer la tratan de maravilla, ¿verdad?- y en busca de un mundo más justo, más libre y con más paz. Si quieres la paz prepara la guerra. Un saludo.¡Viva la OTAN!

    Responde este comentario

    • 2 de abril de 2007 09:04, por Julia

      Si, seguro que la OTAN está allí para liberar a las mujeres y defender sus derechos, y también en busca de un mundo con todo eso que tu dices. Para creerse eso si que hay que ser corto

      Responde este comentario

Alternativa Antimilitarista - moc
Administración