En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Informativa
  Movimiento 15M
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Mediterráneo: unión o frontera. Universidad: cultura o guerra.

Colabora por e-mail en la protesta contra los «Cursos Internacionales de Defensa» y las identificaciones policiales

Sección:Contra la I+D Militar
Jueves 28 de septiembre de 2006 3 comentario(s) 4778 visita(s)

La Campaña aragonesa “Por la paz: ¡No a la investigación militar!”, el Colectivo de Objeción y Antimilitarismo/Alternativa Antimilitarista.MOC de Zaragoza y el Ateneo de Huesca, portearon sones de Paz hasta la ciudad oscense de Jaca, en el acto de recepción de los denominados XIV «Cursos Internacionales de Defensa», que se desarrollan durante toda esta semana, en dicha localidad.

La jornada comenzó con la tensión de las identificaciones por parte de la policía nacional. La extrema militarización y vigilancia que sufren l@s ciudadan@s de Jaca, y el desentendimiento del que la Universidad de Zaragoza hace gala respecto de la integridad de los derechos ciudadanos en el entorno de estos militarizados actos seudouniversitarios, provocó que el grupo llegado de Zaragoza fuese asaltado, en plena calle, mientras algunas cambiaban sus mudas ciudadanas por las del ejército de la risa. Prepotencia policial en las respuestas a la indignación de las presentes; recogida de nombres, apellidos, direcciones y malos modales fueron la táctica de l@s armados.

La presión no cesaría hasta el final de la protesta: además de numerosa policía, tanto de uniforme como de paisano, un «ciudadano responsable» se dedicó a realizar fotografías de l@s manifestantes que, sin duda, terminarán engrosando los democráticos archivos de los sótanos de los ministerios de Rubalcaba y Alonso, apenas ya sin sitio tras las aportaciones de Acebes y Trillo durante las protestas anti-guerra.

La música no se hizo esperar y cual susurro incesante... soldada Jajacinta, soldada Am Nesia, sargenta de la Nada y soldada Matraca entonaron el preludio de una gran tarde de risas, concordia y comunicación.

JPEG - 31 KB
Peligrosa actitud
...que motivó a las fuerzas del orden público a asaltar a las participantes.

¡Yo tengo un pozo
lo exploto poco a poco
lo redondeo lo miro con deseo
yo me lo pienso
me monto una guerra
y me voy Afganistán!

versión original y melodia: «yo tengo un moco»

Y así fue como se consiguió espantar a las bestias...

Nos dirigimos entonces hacia la Residencia Universitaria...teníamos los exteriores y construimos el decorado:

 El jejejército de la risa había diseñado especialmente, para la ocasión, unos canapés con palomitas... de la paz ¡eh!, con los que convidaban a las personas que se aventuraban, desafortunadamente, a entrar al edificio donde se encontraba el otro refrigerio que iba a engullir, este sí, con marcial avidez, el estamento militar.

 Ondeados por el viento se podían leer dos lemas: “Stop hipocresía: Ningún ejército defiende la Paz” y “El capital apunta, los ejércitos disparan”.

 Cánticos y risas permanentes:

¡No, no, no te alistarás!
¡No, no, no te alistarás!
Porque el ejercito
mantiene guerras
¡No te alistarás!
...

 El calor de 25 personas reunidas provenientes de Jaca, Huesca y Zaragoza acompañaron al divertido “batallón” cuestionando el objetivo de la existencia de los ejércitos.

Varias veces se intentó que alguno de los militares, asistentes al evento, nos resolviera la duda: ¿Porqué dicen «Mediterráneo: Unión o Frontera» cuando lo que quieren decir es, sencillamente, Frontera?. NO SE OBTUVO RESPUESTA.

Tanto el jejejército, mientras hacía puntería con huesos de aceitunas, repartía palomitas de la paz y ofrecía vino; como el resto de las personas presentes dejaron clara su oposición a la colaboración entre la Universidad de Zaragoza y el Ministerio de la guerra.

Risas y aplausos pusieron el punto y final. To be continued... el año que viene.

Protesta también tú

Os recordamos que podéis enviar vuestros correos electrónicos de protesta a las siguientes direcciones (por favor, con copia a mambru unizar.es):

Felipe Pétriz Calvo,
presidencia de la comisión organizadora del curso, Rector Magnífico de la Universidad de Zaragoza:
rector unizar.es;

Jose María Rodanés Vicente,
dirección de la comisión, Vicerrector de Proyección Social, Cultural y Relaciones Institucionales:
vrpscri unizar.es;

Ministerio de Defensa, Secretaría del Curso:
mrodsan et.mde.es

Por tercer año consecutivo, la Campaña aragonesa "Por la paz: ¡no a la investigación militar!" y el Colectivo de Objeción y Antimilitarismo/Alternativa Antimilitarista.MOC vuelven a llamar a la comunidad universitaria, y a la sociedad aragonesa en general, para que exprese su rechazo al enfoque militar de la resolución de los conflictos en el que, un año más, insisten los denominados "Cursos Internacionales de Defensa" que se llevan a cabo en la ciudad oscense de Jaca. Un año más queremos expresar nuestro rechazo a la realización en Jaca de los Cursos Internacionales de Defensa celebrados anualmente en el marco de un convenio entre la Universidad de Zaragoza y la Academia General Militar.

La presentación oficial realiza una bella declaración de intenciones. En ella se afirma que el curso «El Mediterráneo: unión o frontera» busca "comprender los factores que nos llevan al enfrentamiento, así como buscar soluciones que lo superen«. Soluciones globales que creen»un área de estabilidad común".

Esta afirmación contrasta con la cruda realidad de las políticas reales de los gobiernos de la Unión Europea y los Estados Unidos, desarrolladas por medio de masivas intervenciones militares que se convierten en auténticas invasiones como en Irak o Afganistán y que en ningún caso inciden en la resolución de las causas de los conflictos. La supuesta solución queda reducida a aplicar políticas que sólo buscan el acceso a los recursos del sur (pesca, gas, petróleo), a comprometer a los gobiernos del norte de África a ser los gendarmes de Europa o a mantener la ocupación israelí allá donde le interese.

Consideramos que las desigualdades socioeconómicas de la zona mediterránea son el verdadero riesgo para la población. Proponemos dejar de apoyar a cualquier régimen no democrático (el régimen autoritario de la dinastía alauí, los gobiernos escasamente democráticos del Magreb) así como al gobierno israelí que destruye a la población civil palestina o libanesa como estamos viendo estos meses. Estos son los auténticos pasos que habría que dar para alcanzar la verdadera paz con justicia en la zona.

La O.T.A.N. se permite aparecer como patrocinadora de estos Cursos, poniendo de manifiesto la contradicción entre las intenciones y la realidad de las políticas que desarrollan gobiernos e instituciones que participan en estos cursos, cuando no se ha adoptado ninguna medida para sancionar a Israel pese a su política de muro y tierra quemada en Palestina y Líbano. Tampoco se toman medidas para que esa deseada colaboración de África en materia de inmigración, incluya el respeto a los derechos humanos.

Por su parte, la Universidad de Zaragoza sigue haciendo oídos sordos al rechazo suscitado en su seno por esta colaboración con una institución militar. Pensamos que los esfuerzos de la Universidad deben ir orientados a fomentar la paz y el desarme, como le exigen sus estatutos. La verdadera seguridad, en un mundo caracterizado por una profunda desigualdad socioeconómica, no se puede obtener por la fuerza de un ejército (o de una organización militar internacional) contra otro. Las intervenciones militares, tampoco las del ejército español, no resuelven los conflictos.

Su auténtico objetivo es labrarse una buena imagen internacional y responder a unos intereses políticos y económicos que no tienen en cuenta las causas de las guerras. Dos ejemplos: la intervención en el Líbano se produce sin que los sucesivos gobiernos españoles hayan adoptado medida diplomática alguna para frenar la maquinaria militar israelí. Por su parte, la justificación real de la intervención en suelo afgano es controlar el paso de oleoductos y gasoductos desde Asia Central, con el fin de obtener otra fuente barata de suministro para la economía de Occidente. Asimismo la presencia de contingentes españoles y de otros países de la OTAN, así como de compañías militares privadas contratadas, libera al ejército estadounidense de una parte de las operaciones militares, permitiéndole concentrar su atención en Iraq. Son intervenciones encaminadas al mantenimiento de un orden internacional injusto que es el que genera las guerras, por mucho que sean camufladas con nombres como misión de paz o humanitarias. Las actuaciones de este tipo que puedan darse tienen un carácter puntual y no generan cambios en la sociedad que pretenden pacificar.

Desde la Campaña «Por la paz: ¡no a la investigación militar!» pedimos a la Universidad de Zaragoza que no siga colaborando con las instituciones militares y con la guerra. Pedimos que estos cursos hablen de la verdadera seguridad para la población civil. Una seguridad que se traduce en la protección contra la amenaza de la enfermedad, el hambre, el desempleo, el delito y la represión política. Protección que garantiza la participación de las personas en el diseño de una sociedad donde primen los derechos humanos y las posibilidades de elegir sin ningún tipo de exclusión.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Mediterráneo: unión o frontera. Universidad: cultura o guerra.

    28 de septiembre de 2006, por  tinet.org">Tarragona Patrimoni de la Pau

    Enhorabuena!

    No hagais caso de las identificaciones/intimidaciones. Parece que hay una epidèmia.

    Abrazos desde Tarragona.



  • Mediterráneo: unión o frontera. Universidad: cultura o guerra.

    28 de septiembre de 2006

    ¡Ánimo! ¡Por un mundo sin ejércitos! ¡Por un mundo en Paz!

    Aunque me encuentro algo lejos, os siento muy cerca.

    Un saludo desde el sur.

    jm (Córdoba)



  • Mediterráneo: unión o frontera. Universidad: cultura o guerra.

    28 de septiembre de 2006, por ali

    ¡¡¡Pero qué majijijijísim*s estáis!!!

    Enhorabuena y admiración

    Montones de besos pacíficos, pacifistas y pacificantes



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.