casco insumissia fusil roto

Ramiro Padilla, Padre de una de las victimas de la salvajada consular y fundador de la “Plataforma por la dignidad y en contra del maltrato del consulado al pueblo ecuatoriano”

Plataforma por la dignidad y en contra del maltrato del consulado al pueblo ecuatoriano

Plataforma por la dignidad y en contra del maltrato del consulado al pueblo ecuatoriano

Más información aquí

SEÑORES
ASOCIACION RUMIÑAHUI
MADRID.

Ante los denigrantes y salvajes hechos, ocurridos el 15 de junio del presente año, propiciados por el cónsul maltratador de los ecuatorianos Santiago Martines quien ordenó a la policía antidisturbios española el ingreso al edificio y oficinas del consulado ecuatoriano para sacar a golpes a sus ciudadanos, dichos miembros policiales, se ensañaron especialmente con tres mujeres ecuatorianas, quienes además fueron sometidas a insultos y humillaciones, y todo esto solo por pedir atención a sus requerimientos, que no era más que obtener sus pasaportes, después de estar muchas horas esperando a ser atendidas, en la calle, expuestas a las inclemencias del tiempo, bajo la lluvia torrencial; la narración de estos dantescos hechos cargados de ignominia, fueron prolijamente expuestos ante vosotros, Asociación Rumiñahui, y en su esencia por parte de las victimas de aquella injusta e inexplicable golpiza.

Bajo la indignación y la impotencia, buscamos en vosotros una actitud de solidaridad, pero lastimosamente nos dimos cuenta que esta era muy apática, que solo se limitó a dos comunicados de prensa, apoyo mínimo con dos personas en cada una de las concentraciones realizadas el 28 y 29 de junio convocadas por la “Plataforma por la Dignidad y Contra Maltrato Consular al Pueblo Ecuatoriano” formada por una de las victimas y su familia , quienes lo único que buscan es justicia mas no protagonismo, como presumimos persigue la Asociación Rumiñahui, ya que después de las acciones realizadas tal parece que el interés de dicha asociación era y es la de figurar para obtener un protagonismo mediático y no cumplir con los objetivos sociales de defensa al inmigrante que en sus estatutos lo pregonan, y que en este caso tales objetivos poco o nada se han desarrollado ya que como victimas no hemos contado con la cobertura jurídica del caso, tampoco con apoyo logístico y de difusión al conocer la fecha de las concentraciones, el apoyo psicológico nulo, con respecto al desarrollo de pasquines, pancartas, panfletos y demás material imprescindible para dar a conocer tan abominable hecho cometido a tres ciudadanas ecuatorianas, indiferencia absoluta.

El solo hecho de lograr sacarle al maltratador Santiago Martines, ya hubiera marcado un precedente en la esfera diplomática, para que futuros dictadorcillos de consulado lo piensen mucho antes de mandar a golpear a sus conciudadanos. Debo decir, que bajo ningún concepto vamos a abandonar nuestra trinchera de lucha y que pronto nuestra “PLATAFORMA POR LA DIGNIDAD Y EN CONTRA DEL MALTRATO DEL CONSULADO AL PUEBLO ECUATORIANO” hará escuchar la voz del inmigrante ecuatoriano enarbolando el éxito de un trato digno, no dudamos que nuestras acciones que emprenderemos en los próximos días nos permita ser escuchados con fuerza y firmeza , y concientes de que no contamos con el apoyo de ninguna asociación de inmigrantes ecuatorianos seguiremos buscando de manera real el bienestar de nuestros compatriotas, los ecuatorianos.

Al observar la desidia e indiferencia de VOSOTROS al tratar este tema de vital importancia, hago llegar a esta organización mi más enérgica protesta y pedir que cumplan con los preceptos que según ustedes hacen de la Asociación Rumiñahui un ente de defensa del inmigrante ecuatoriano en España.

Atentamente
Ramiro Padilla

Alternativa Antimilitarista - moc
Administración