En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Informativa
  Movimiento 15M
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

La Marcha a Rota exige que en el nuevo estatuto andaluz se prohíban las bases militares

Reclama los espacios militares

Sección:Desobedece a las guerras
Lunes 22 de mayo de 2006 0 comentario(s) 1811 visita(s)

Unas 1200 personas participamos en la tradicional Marcha a Rota, una participación un poco menor a la del año pasado. Es obvio que el calor de finales de mayo influye en el descenso de participación.

CUT-BAI (cut-bai.org)

Cabecera del cortejo del BLOQUE ANDALUZ DE IZQUIERDAS (BAI) con Juan Manuel Sánchez Gordillo, Alcalde de Marinaleda, a la cabeza Sería conveniente realizar la marcha un poco antes -finales de abril por ejemplo- ya que, el calor hace que mucha gente se lo piense dos veces antes de recorrer los casi tres kilómetros de la marcha o incluso prefieran refrescarse en la playa antes que andar.

No obstante, el principal problema, a nuestro modo de ver es que para gran parte de la izquierda oficial la Marcha a Rota se ha convertido en una fecha más del calendario, donde la rutina y la falta de preparación se confunden con el escepticismo. Una marcha que a menos que exista alguna intervención imperialista de las que nos tiene acostumbrados el Sr. Bush no genera la ilusión ni la participación necesaria.

Sería deseable que la Marcha fuera el pistoletazo de salida de una campaña de movilizaciones, actos y acciones contra todas las bases militares extranjeras en Andalucía: Rota, Morón y Gibraltar. Esta campaña llenaría de contenido reivindicativo todo el año y rompería esa imagen de paseo oficial soporífero y tedioso en lo que para mucha gente se ha convertido este evento. Desde ya anunciamos nuestra voluntad de contribuir a hacer posible esta campaña que dinamice y fortalezca una protesta que empieza a languidecer.

En 2006, la 21ª edición de la Marcha ha coincidido con la reforma del Estatuto de Autonomía para Andalucía por lo que en el manifiesto unitario se ha exigido:

“que nuestro estatuto recoja las aspiraciones por la paz de nuestro pueblo en su articulado y no solo en su himno, e incluya en su texto la prohibición de establecer bases militares en nuestro territorio y niegue la posibilidad de usar el suelo andaluz como plataforma de agresión contra otros pueblos”.

Andalucía es tierra de paz que rechaza el uso de su territorio para agredir a otros pueblos. Las bases extranjeras de Rota y Morón son plataformas de agresión militar usadas por los yanquis en sus guerras de rapiña. En estas bases se almacena armamento nuclear. Andalucía debe tener poder para decidir el futuro de las bases.

El actual proyecto dice que la Junta «será preceptivamente informada e intervendrá en el proceso de elaboración, modificación y denuncia de tratados y convenios internacionales que afecten a materias de su específico interés. (...) Una recibida la información podrá dirigir al Estado las observaciones que estime pertinentes» (Art. 236), es decir, que la última palabra la va a seguir teniendo el Gobierno central, negándonos al pueblo andaluz la capacidad de decisión o al menos, el poder de veto de aquellos tratados internacionales perjudiciales para nuestros intereses, como es el caso del Tratado bilateral con EE.UU. que consagra las bases militares en nuestro territorio.

Este fue uno de los mensajes del cortejo del Bloque Andaluz de Izquierdas, un cortejo que como el año pasado fue fresco, vivo y dinámico, con un mínimo de 300 personas -aunque a veces llegaba a rondar las 500. Un cortejo con una gran presencia de jóvenes y donde no se paró de saltar y gritar consignas como “Alternativa laboral a la base militar”, Atención, atención, el BAI entra en acción”, “Con soberanía las bases no estarían”, “Sin nación es traición”, “Ya se siente, ya se nota, república andaluza sin bases de la OTAN”, entre otras muchas.

CUT-BAI


RECLAMA LOS ESPACIOS MILITARES

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.