En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Ni vallas, ni fronteras, ni bases: 4ª inspección ciudadana a la base de la OTAN (Bétera, 20-M, 11 h)

Reclama los espacios militares

Sección:Desobedece a las guerras
Viernes 19 de mayo de 2006 0 comentario(s) 1730 visita(s)

Por cuarto año consecutivo, el sábado 20 de mayo, un equipo de inspectores
ciudadanos saldrán desde Bétera y se introducirán a través de las
alambradas en el recinto militar de la base de la Fuerza de Respuesta de
la OTAN para exigir su cierre y reconversión social y ecológica, en el
marco de un fin de semana de protestas contra los espacios militares.

«Aún no conoces TELEGUERRA? TELEGUERRA es la mayor cadena de guerra rápida
y violencia a domicilio del mundo, y tiene una sucursal en Bétera desde
hace poco. El próximo sábado 20 de mayo iremos a descubrir sus
especialidades. Porque el secreto está en la base. ¿Te apuntas?
». Con este
texto se abre este año la convocatoria de la 4ª inspección ciudadana a la
base de la OTAN, que partirá desde Bétera a las 11 de la mañana. En ella
se invita a toda la gente que rechace la guerra y el militarismo, y que
desee el cierre y reconversión para uso social y ecológico de éste y todos
los espacios militares. Durante la marcha se realizarán colgadas de
carteles, tumbadas y una repoblación de árboles para finalizar la
actividad. De vuelta en Bétera, tendrá lugar una comida vegetariana en el parque del Junqueral.

Un año más los inspectores e inspectoras saltarán la valla que rodea la
base, en un gesto que desean que sea también de solidaridad hacia todas
aquellas personas en cualquier parte del mundo que huyendo de guerras y
pobreza saltan otras vallas, sean de agua o de alambre, en busca de una
vida mejor. «Ni un palmo de tierra para alimentar unas guerras de las que
ya todas las personas somos víctimas potenciales, vivamos dónde vivamos.
Ni un palmo de valla contra las personas. Porque ninguna persona es
ilegal.
»

Esta acción intenta ir más allá de la denuncia de las horribles
consecuencias de la guerra para señalar a los organismos, instituciones e
instalaciones concretas encargadas de prepararla y perpetrarla. «El
cuartel de la Fuerza de Respuesta de la OTAN en Bétera es una de las
partes más cercanas de esta maquinaria de guerra que queremos obstaculizar
y por eso le hemos estado dedicando tanta atención en estos años
». Se
trata de una base capaz de dirigir una acción militar exterior de hasta
20000 soldados en cualquier lugar del mundo en menos de cinco días. La
misión principal de la base es dirigir acciones de la nueva fuerza
ofensiva de la OTAN en cualquier lugar del mundo contra el “terrorismo
internacional”, es decir, la misma excusa utilizada para bombardear e
invadir Irak y Afganistán. «Esto nos mete a todos dentro de la guerra y
nos convierte por tanto en objetivos de potenciales atentados.
»

La acción del sábado está enmarcada en una campaña a escala internacional
para reclamar el cierre y reconversión de todas las instalaciones
militares: RECLAMA LOS ESPACIOS MILITARES. Este llamamiento a realizar
acciones noviolentas en bases militares, oficinas de reclutamiento, de
fabricantes de armas o de entidades financieras que inviertan en la
industria armamentística propone la abolición de los ejércitos para acabar
de una vez con las guerras
. El próximo fin de semana, además de la
Inspección civil, tendrán lugar la XXI marcha a la base de Rota (Cádiz),
la VIII marcha al complejo químico militar de La Marañosa (Madrid) y la
III marcha a por la desmilitarización de la Sierra de Aitana (Alacant),
donde existe una base de radares militares de vigilancia aérea en plena
cumbre de la sierra. El pasado sábado tuvo lugar una acción frente al
campo de maniobras de San Gregorio (Zaragoza) y a primeros de junio se
celebrará una marcha contra el campo de tiro aéreo de Las Bardenas
(Navarra).

La entrada del grupo de inspectoras e inspectores dentro de la base de
Bétera es una acción de desobediencia civil, y por tanto es ilegal. Sobre
el papel, se trata de un delito de “allanamiento de instalación militar”,
castigado entre 3 meses y 3 años de prisión. Sin embargo, en los últimos
años no se ha procesado a ninguna de las casi 100 personas que han
sobrepasado los límites del terreno del cuartel. Solamente se han
producido un par de multas por desperfectos en las alambradas. De hecho,
existe jurisprudencia del Tribunal Supremo que establece que este tipo de
acciones de desobediencia civil noviolenta no vulneran la seguridad
nacional.



NI TANQUES, NI FRONTERES, NI BASES

Per quart any consecutiu, el dissabte 20 de maig, un equip d’inspectors
ciutadans eixiran des de Bétera i s’introduiran a través dels filats en el
recinte militar de la base de la Força de Resposta de l’OTAN per a exigir
el seu tancament i reconversió social i ecològica, en el marc d’un cap de
setmana de protestes contra els espais militars
.

«Encara no coneixes TELEGUERRA? TELEGUERRA és la major cadena de guerra
ràpida i violència a domicili del món, i té una sucursal a Bétera des de
fa poc. Dissabte que ve 20 de maig anirem a descobrir les seues
especialitats. Perquè el secret està en la base. T’apuntes?
». Amb aquest
text s’obri enguany la convocatòria de la 4ª inspecció ciutadana a la base
de l’OTAN, que partirà des de Bétera a les 11 del matí. En ella es convida
a tota la gent que rebutge la guerra i el militarisme, i que desitge el
tancament i reconversió per a ús social i ecològic d’aquest i tots els
espais militars. Durant la marxa es realitzaran penjades de cartells,
tombades i una repoblació d’arbres per a finalitzar l’activitat. De
tornada a Bétera, tindrà lloc un menjar vegetarià en el parc del Jonqueral.

Un any més els inspectors i inspectores saltaran la tanca que envolta la
base, en un gest que desitgen que siga també de solidaritat cap a totes
aquelles persones arreu del món que fugint de guerres i pobresa salten
altres tanques, siguen d’aigua o de filferro, a la recerca d’una vida
millor. «Ni un pam de terra per a alimentar unes guerres de les quals ja
totes les persones som víctimes potencials, visquem on visquem. Ni un pam
de tanca contra les persones. Perquè cap persona és il·legal.
»

Aquesta acció intenta anar més enllà de la denúncia de les horribles
conseqüències de la guerra per a assenyalar als organismes, institucions i
instal·lacions concretes encarregades de preparar-la i perpetrar-la. «La
caserna de la Força de Resposta de l’OTAN a Bétera és una de les parts més
properes d’aquesta maquinària de guerra que volem obstaculitzar i per això
li hem estat dedicant tanta atenció en aquests anys
». Es tracta d’una base
capaç de dirigir una acció militar exterior de fins a 20000 soldats en
qualsevol lloc del món en menys de cinc dies. La missió principal de la
base és dirigir accions de la nova força ofensiva de l’OTAN en qualsevol
lloc del món contra el “terrorisme internacional”, és a dir, la mateixa
excusa utilitzada per a bombardejar i envair l’Iraq i Afganistan. «Açò ens
fica a tots dins de la guerra i ens converteix per tant en objectius de
potencials atemptats.
»

L’acció del dissabte està emmarcada en una campanya a escala internacional
per a reclamar el tancament i reconversió de totes les instal·lacions
militars: RECLAMA ELS ESPAIS MILITARS. Aquesta crida a realitzar accions
noviolentes en bases militars, oficines de reclutament, de fabricants
d’armes o d’entitats financeres que invertisquen en la indústria
armamentística proposa l’abolició dels exèrcits per a acabar d’una vegada
amb les guerres
. El pròxim cap de setmana, a més de la Inspecció civil,
tindran lloc la XXI marxa a la base de Rota (Cadis), la VIII marxa al
complex químic militar de La Marañosa (Madrid) i la III marxa a per la
desmilitarització de la Serra d’Aitana (Alacant), on existeix una base de
radars militars de vigilància aéria en ple cim de la serra. Dissabte
passat va tenir lloc una acció enfront del camp de maniobres de San
Gregorio
(Zaragoza) i a primers de juny se celebrarà una marxa contra el
camp de tir aeri de Las Bardenas (Navarra).

L’entrada del grup d’inspectores i inspectors dins de la base de Bétera és
una acció de desobediència civil, i per tant és il·legal. Sobre el paper,
es tracta d’un delict
e de “allanamiento de instalación militar”, castigat
entre 3 mesos i 3 anys de presó. No obstant això, en els últims anys no
s’ha processat a cap de les quasi 100 persones que han sobrepassat els
límits del terreny de la caserna. Solament s’han produït un parell de
multes per desperfectes en els filats. De fet, existeix jurisprudència del
Tribunal Suprem que estableix que aquest tipus d’accions de desobediència
civil noviolenta no vulneren la seguretat nacional.


campanya antibase - moc
retirada (arroba) xarxaneta.org - www.inspecciociutadana.org - www.insumissia.org


Más sobre la campaña Reclama los espacios militares

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.