En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Informativa
  Movimiento 15M
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Hacer de la guerra un negocio

Sección:Comercio y producción de armas
Martes 21 de febrero de 2006 1 comentario(s) 3881 visita(s)

Campaña contra los especuladores de la guerra

«Someone is making a killing from war»

El compromiso de la Internacional de Resistentes a la Guerra -IRG- no se limita a resistirse a la guerra sino que también promueve la acción noviolenta para eliminar las causas de la misma. Ésta es una de las razones por las que parte del nuevo programa de noviolencia será una campaña contra los especuladores bélicos, además de seguir promoviendo nuestra apuesta por la noviolencia y el antimilitarismo, a partir de la máxima fundamental de la IRG de que: “la guerra es un crimen contra la humanidad; por ello no voy a respaldar ningún tipo de guerra y pondré todo mi empeño en eliminar las causas de la misma.. ” La especulación bélica es un rasgo permanente del panorama militar. No se trata tan sólo de que la avidez de beneficios fomente las guerras. La rivalidad militar siempre ha ido acompañada de la movilización industrial y tecnológica para la guerra, y ha alcanzado nuevas cotas en la segunda mitad del siglo XX. Aquellos que se benefician de la guerra constituyen un poderoso lobby a favor del gasto militar y las iniciativas bélicas. Para combatir su influencia es necesario identificar y sacar a la luz sus actividades e intereses.

Aquellos que dependen del trabajo relacionado con la guerra para su sustento necesitan apoyo para desarrollar alternativas útiles a la sociedad. Al adoptar este tema para sus campañas, la IRG no duplicará la labor de otros grupos.

Muchos países ya cuentan con organismos que han investigado en profundidad a sus especuladores bélicos. Existen, además, redes internacionales, ya sea por medio de vínculos formales como la Red Europea contra el Comercio de Armas (ENAAT en sus siglas en inglés) o a través de contactos eficaces para movilizar acciones internacionales, por ejemplo en ferias de armamento.

Con esta campaña, la IRG quiere sumarse a la labor de sus afiliados y otros grupos con los que colaboramos. En algunos casos, ciertos miembros de la IRG tienen un mayor contacto entre ellos a través de redes regionales o monográficas que a través de la propia IRG, y así es como debe ser. ¡Nada de monopolios! Sin embargo, estamos convencidos de que nuestra campaña puede sumarse al impulso que ya existe, estableciendo contactos que de otro modo se desaprovecharían, ofreciendo un foro para el intercambio de tácticas y estrategias, y aumentando la colaboración en temas comunes.

Al considerar la guerra un crimen contra la humanidad, la IRG apuesta por el fomento de la noviolencia para eliminar las causas de la misma.

Los especuladores y líneas de acción

Los financieros de la guerra:

NosotrXs - el público - contribuimos a la financiación de la guerra con nuestros impuestos y por el uso que los bancos dan a nuestro dinero. La oficina de la IRG y numerosXs afiliadXs de la misma ya están promoviendo la objeción fiscal al gasto militar como método de sensibilizar a la opinión pública al respecto.

En algunos países, los grupos de la IRG también han empezado a estudiar el papel que desempeñan los bancos al utilizar el dinero de sus clientes para invertir en la industria armamentística. Tal vez donde más adelantados vayan en este sentido sea en Bélgica, donde una campaña en la que participa nuestra sección de Flandes, Forum voor Vredesactie, ha provocado una gran conmoción. El proyecto: Mi dinero, ¿conciencia limpia?, ha elaborado dos contundentes informes que sacan a la luz la inversión militar de cinco grandes bancos belgas.

En el estado español, el KEM-MOC del País Vasco está realizando una campaña contra el BBVA - Banco Bilbao Vizcaya Argentaria - con acciones en sus sedes en Bilbao y en las asambleas de accionistas. Como primer paso, el grupo MOC-Carabanchel de Madrid, ha confeccionado una pegatina destinada sobre todo a los cajeros automáticos, un billete de 50 que reza: -Sus ahorros financian la guerra- Infórmese en su banco.

En el pasado, algunos bancos han sido objeto de campañas para que los clientes retiren sus fondos. Una de las campañas de mayor éxito tuvo lugar en el Reino Unido, dirigida contra el banco Barclays por sus conexiones con el apartheid de Sudáfrica. Cuando comenzó la campaña, Barclays atraía a más de la mitad de cada promoción de estudiantes a abrir cuentas en su banco, pero poco a poco la cosa fue cambiando. No sólo se dio una reducción espectacular de estudiantes que abrían cuentas, a lo largo de una campaña de 16 años, sino que muchas personas y entidades como iglesias, sindicatos o ayuntamientos también cerraron sus cuentas hasta que Barclays vendió sus participaciones en Sudáfrica.

Los fabricantes

Los fabricantes de armas cuentan con beneficios seguros, especialmente si participan en proyectos internacionales como el EuroFighter. Varias secciones de la IRG, por ejemplo en Alemania, Francia y España, están llevando a cabo campañas contra este proyecto. Además de las garantías que se les ofrecen en los contratos, estas empresas se benefician de subvenciones de los gobiernos nacionales e incluso regionales. KEM-MOC ha hecho público que Sener, un fabricante de componentes militares, recibe subvenciones del gobierno vasco.

Se han llevado a cabo algunas acciones espectaculares en fábricas de armamento, y en algunas incluso se llegó a entrar en las instalaciones para estropear las armas. Tal vez la más conocida sea la de unos activistas del grupo Ploughshares que perjudicaron al avión británico Hawks. Uno de los elementos que colocaron en la cabina (después de producir los destrozos) fue una cámara de vídeo que, tras ser vista por el tribunal que les juzgó, reveló que Indonesia había utilizado Hawks en Timor Oriental. La exhibición del vídeo en un tribunal de justicia ayudó a convencer al jurado de que los activistas estaban intentando impedir un crimen mayor. Algunos fabricantes de armas también fabrican productos de consumo y pueden ser objeto de campañas de boicot. Además, varias campañas se han dirigido a los empleados, para hablar de cómo sus conocimientos y habilidades podrían contribuir a la manufactura de productos socialmente beneficiosos en lugar de componentes armamentísticos.

En diversos países, grupos antimilitaristas han adquirido acciones para poder asistir a las asambleas anuales de accionistas y presentar en ellas sus puntos de vista, mientras otros se dedican a identificar entidades accionistas que puedan abrigar reparos sobre la fabricación de armas, como por ejemplo iglesias y sindicatos. En ocasiones, algunos grupos de estudiantes han organizado una -cálida recepción- para este tipo de empresas cuando acuden a las universidades para reclutar nuevos licenciados. War Resisters League (WRL), de EE UU, tiene una estrategia anti-reclutamiento, centrada en las iniciativas de Halliburton en las universidades para reclutar empleados.

Los «contratistas» o «multiplicadores de fuerzas»

En Irak, los empleados extranjeros de contratistas privados superan en número a cualquier contingente militar nacional, excepto el de EE UU. A escala mundial, en los últimos años hemos asistido al surgimiento de contratistas privados como Dyncorps, Halliburton, Saab, Serco y Sodexho, que prestan todo tipo de servicios al ejército. Hoy por hoy, las líneas de acción contra estas empresas consisten principalmente en investigar y difundir entre la opinión pública el papel que desempeñan estas compañías. La WRL ha creado un foro de debate llamado -Mercaderes de guerra- que presta especial atención a dichos contratistas.

Puesto que la mayoría de empresas dependen exclusivamente de los contratos de los gobiernos, las perspectivas para boicots u otras acciones dirigidas al consumidor tienen un alcance limitado. Sin embargo, algunos grupos antimilitaristas están adquiriendo acciones con el fin de poder intervenir en la asamblea de accionistas. La Aldermaston Women’s Peace Campaign ha iniciado una campaña de accionistas contra Serco (parte del consorcio que gestiona la planta de Aldermaston, que está siendo ampliada para acoger a la nueva generación de armas nucleares en Gran Bretaña).

Ferias de armamento

Las exposiciones en las que las empresas del sector militar exhiben sus nuevos productos se han convertido en el objetivo de una amplia e imaginativa gama de acciones, especialmente por el hecho de que este tipo de convenciones suelen durar varios días. La DESi de Londres, la AFCEA de Bruselas y la EuroSatory de París son tres ferias que han sido objeto de acciones antimilitaristas en varios países europeos. A la vez que muchas acciones tienen lugar en las calles o incluso en las líneas de metro que llevan a la feria, activistas disfrazados de diferentes maneras han conseguido acceder a las ferias para denunciar lo que se está llevando a cabo en ellas. A veces, las campañas previas a la celebración de la feria han logrado que los ayuntamientos retiren su colaboración y, en algunos casos, incluso que se llegaran a suspender.

Howard Clark, Miembre del Consejo de la IRG

Traducido del inglés por Matias Mulet

Editorial

Este número del Fusil Roto se centra en la Campaña en contra los especuladores de las guerras. Esta campaña se ha estado desarrollando a lo largo del pasado año. La campaña en contra de los especuladores de las guerras es una de las tres principales áreas del Programa de Noviolencia. La campaña está desarrollando recursos para las acciones, como también trabajando en red con los afiliados de la IRG que están involucrados en iniciativas que apoyan y coordinan campañas noviolentas contra los especuladores de las guerras.

La IRG se opone a los que especulan con las guerras como medio de lucro y dominio estrategico, siguiendo nuestra línea fundamental de no apoyar ningún tipo de guerra, y a luchar por la eliminación de todas sus causas. Creemos que los especuladores de las guerras, no sólo están haciendo ganancias con las guerras, sino que también son una causa de estas. Te invito a mirar con atención a los artículos de esta edición, que incluyen: qué es lo que la red de la IRG está haciendo en contra de los diferentes tipos de especuladores de las guerras, como también una mirada más profunda de quiénes son estos especuladores. También examinamos la experiencia de USA realizando investigaciones a las corporaciones gestoras de las guerras. Te invito a estudiarla y ver cómo lo puedes aplicar en tu región.

En esta edición también presentamos el desarrollo como también los logros que la campaña pretende alcanzar. Esta edición también marca el lanzamiento de nuestro propio Wiki, que esperamos ayude a mejorar la cooperación entre los activistas de la IRG y a crear una sinergia de recursos en noviolencia y antimilitarismo.

Espero que disfrutes este Fusil Roto, y que te ayude a reflexionar en qué puedes hacer tú y tu grupo para involucrarse en esta campaña y ayudar a detener a los especuladores de las guerras. Necesitamos de toda tu colaboración y contribución para la IRG y su misión para acabar con la guerra.

Javier Gárate, Oficina de la IRG

Reuniones y días de acción

Globalizando Noviolencia.

Conferencia de laInternacional de Resistentes a la Guerra.

Schloss Eringerfeld

Paderborn, Alemania

23-27 Julio 2006

La Conferencia de la Internacional de Resistentes a la Guerra, Globalizando Noviolencia, será una gran oportunidad para conocer activistas de todo el mundo.

Ver qué los mueve y ver cómo puedes ayudar a hacer otro mundo posible.Alrededor de todo el mundo un movimiento de movimientos esta convergiendo. Este movimiento pretende contraponerse a las perspectivas y valores del poder de las instituciones financieras globales, corporaciones transnacionales o gobiernos. Este es un movimiento de globalización desde abajo.La IRG cree que la noviolencia tiene un gran rol que jugar en esta globalización desde abajo. Por esto el tema de nuestra conferencia internacional es: .Globalizando noviolencia".

Más información en www.globalizandonoviolencia.org

1º de Diciembre Día de las/os Presas/os por la Paz. Cada año, para el Día de las/os Presas/os por la Paz, la Internacional de Resistentes a la Guerra compila una lista con personas prisioneras por objeción de conciencia o acciones noviolentas por la paz.Este año el focus será en Eritrea. Un país destruido por la guerra y un régimen autoritario, y donde la única opción para l@s objetores de conciencia .hombres o mujeres- es el huir del país.

Por favor pídenos el paquete de la Campaña (disponible desde comienzos de noviembre) en inglés, español, francés y alemán. Más información en

http://wri-irg.org/news/2005/eritre...

¿Quienes son los speculadores de la guerra?

Hay muchas maneras de lucrarse de la guerra ¡Algunos dicen que incluso de las llamadas -intervenciones de paz- se obtienen beneficios económicos! Los especuladores de la guerra de quienes hablamos, son compañías que poseen estrategias para organizar matanzas de los conflictos armados.

Los proveedores convencionales de los ejércitos.

Son tres las categorías principales que distinguimos aquí: las empresas vendedoras de armas, los proveedores de equipamiento y las empresas que ofrecen diversos servicios a los ejércitos.

Los vendedores de armas no deben subestimarse. La guerra para ellos no es sólo un mercado donde se consumen sus “bienes”, sino que es un espacio gratuito de publicidad para sus productos. Actualmente, las principales compañías vendedoras de armas son Lockheed Martin, Boeing, Northrop Grumman, Raytheon y General Dynamics en los Estados Unidos; y BAE Systems, Thales y EADS en Europa.

Otros proveedores también obtienen beneficios de las guerras o de un conflicto armado en particular. Resulta evidente -por ejemplo- que Caterpillar, la compañía norteamericana de maquinaria pesada, no vendería jamás tanto equipamiento al ejército israelí si no fuera por el conflicto entre el Estado de Israel y los palestinos, lo cual implica la demolición de casas y el levantamiento de un muro de segregación (apartheid).

La logística y los servicios destinados a los ejércitos, son aspectos claves de cualquier operación militar. Hoy en día, estos son controlados por compañías multinacionales sedientas de contratos. Cuando PWC Logistics gana licitaciones de transporte aéreo con el ejército norteamericano (sobre 1.500 U$ millones en 5 años) o de abastecimiento de alimentos (más de 14 mil U$ millones en 4 años), se comprueba la relación directa con la guerra en Irak y en Afganistán. Los beneficios netos (ganancias) de esta compañía aumentaron de 32 U$ millones a 336 U$ millones entre los años 2002 y 2004. Sodexho (servicios de catering y alimentación) podría no ser, en un sentido estricto, un especulador de la guerra por proveer comida a las 55 bases de los US Marines, pero definitivamente lo es cuando apoya al ejército francés, a la fuerza de paz de la ONU en Kosovo, a la OTAN en Kabul y a las fuerzas de Estados Unidos en Corea del Sur, además del 379 escuadrón expedicionario en Qatar. En un año, gracias a los asuntos globales (como la guerra en Irak.), el mercado creció fuertemente, dice Andrew Leach, director de administración de servicios de defensa de Sodexho. Con conflictos de larga duración teniendo efectos sobre el personal militar, quién obviamente no está feliz de mantenerse tanto tiempo alejado de casa, Sodexho ha desarrollado, junto al cuerpo de US Marines, la Academia Messhall, destinada a preparar a los civiles para la vida militar y mantenerlos ajustados a sus tareas durante la extensión indefinida del servicio.

Privatizando el ejército

Las compañías privadas también hoy proveen servicios que eran tradicionalmente exclusivos de los ejércitos -particularmente la seguridad- como los servicios técnicos, de inteligencia o de personal de vigilancia. Los últimos constituyen la versión moderna de los mercenarios. Los sistemas tecnológicos integrados también son provistos por las empresas vendedoras de armas, como por ejemplo Thales, Lockheed Martin, Northrop Grumman, así como las tecnologías de la información son provistas por compañías como Analytical Services Inc, Computer Sciences Corporation and Electronic Data Systems Corporation. Otras compañías especializadas en inteligencia entregan sus sistemas tecnológicos incluyendo a expertos en inteligencia, seguridad y antiterrorismo (la mayoría de ellos retirados de servicios de inteligencia gubernamentales o unidades de comando).

Por ejemplo, el Comando de Inteligencia y Seguridad del ejército norteamericano hizo acreedor de un enorme contrato de 155 U$ millones a CACI Internacional Inc, para proveer tecnología a los comandos en el campo de batalla con el objetivo de recolectar información de inteligencia e interrumpir las comunicaciones enemigas. La organización Corporate Watch descubrió que funcionarios privados trabajaron como interrogadores en la prisión de Abu Ghraib. Incluso el equipo de seguridad de Paul Bremmer no fue provisto por el ejército estadounidense, sino que por el staff de Blackwater Security. Otro ejemplo es el de Vinnel Corporation, que está a cargo del entrenamiento de la Guardia Nacional Saudita. La mayoría de las compañías que proveen de seguridad y de entrenamiento a las fuerzas armadas, también ofrecen sus servicios a otras empresas que trabajan en las regiones en conflicto. PSC Defense Systems Ltd. (parte del grupo Amor) protege los intereses de BP Amoco en Colombia. Esta protección incluye la selección y el mantenimiento del armamento para el país anfitrión. De acuerdo a un informe de defensa de Moscú (enero 2005), es de esta forma como BP financia las armas para el ejército colombiano. En Angola, Air Scan, que está conectada con PSC Defense Systems- posee un contrato con Texaco Chevron para proteger los depósitos locales de petróleo de los insurgentes en el enclave de Cabinda. En el más alto nivel de la seguridad privada y otros servicios relacionados con la seguridad, algunas compañías también ofrecen buscar y neutralizar minas y munición abandonada después de finalizada la guerra. Uno puede presumir que tales servicios son específicamente provistos por razones económicas y no humanitarias.

¿Destrucción? ¡Reconstrucción!

Una vez que las bombas han destruido la infraestructura, algunas empresas son contratadas para reconstruir el país. En este juego, Halliburton y su subsidiaria Kellog, Brown y Root- ganaron el gran premio en Irak. La infraestructura incluye también los centros de detención donde el ejército estadounidense mantiene sus prisioneros. Bechtel (ingeniería y construcción) no pierde tampoco al lograr un primer contrato por U$ 680 millones, que fue seguido por otro de U$ 1.800 millones compartido con Parsons y Horne Engineering. Halliburton obtuvo también U$ 900 millones de contratos del gobierno norteamericano en otras partes del mundo como Afganistán y los Balcanes. En Afganistán, la compañía francesa Alcatel es uno de los proveedores principales de sistemas de comunicaciones. La empresa productora de concreto Lafarge compró todas las plantas productoras de cemento en Serbia. A causa de la urgencia por reconstruir la infraestructura devastada por la guerra, los contratos tienen, a menudo, un sobreprecio, lo que motiva el ingreso de muchas compañías a este mercado.

Invirtiendo en la guerra

La Guerra y las tensiones implican una conveniente carrera armamentista para las empresas vendedores de armas. Los bancos saben muy bien de esto, y están muy dispuestos a lucrar de ello. El único problema es la incertidumbre, la cual no es del gusto del mercado. Un experto francés en finanzas decía en 2003, .Cuando estamos listos para la guerra, como lo esta-mos ahora, las acciones caen en la bolsa; pero esperamos que suban nuevamente tan pronto como las primera bombas son lanzadas sobre el enemigo.. En febrero de 2002, Merrill Lynch, la conocida firma de inversiones estadounidense, publicó una nota diciendo que una campaña militar en el 2002 o 2003 contra Saddam Hussein, beneficiaría a las compañías productoras de municiones. El mismo documento intentaba estudiar varios otros posibles escenarios, no siendo todos tan lucrativos. Alliant Techsystems fue un ganador en todas las categorías, mientras Raytheon fue favorito en el campo aéreo en oposición a Gene-ral Dynamics respecto de las fuerzas de tierra. Si Irak pudiera derribar suficientes aviones aliados, Boeing y Lokheed lucrarían de ello — a menos que los ataques, como aquellos del 11 de septiembre de 2001, pudiesen balancear la caída del mercado aéreo civil en beneficio del militar. En realidad, la incerti-dumbre resulta demasiado difícil de manejar.

De todos modos, pudiéndose lucrar de la guerra, la tentación es demasiado alta; pero una nueva tendencia ha surgido (y por lo tanto generadora de beneficios también): la inversión ética. Los especuladores profesionales del dinero no pierden ninguna oportunidad, entonces ellos son capaces de invertir en empresas vendedoras de armas al mismo tiempo que ofrecen bonos éticos. Axa pensó que esta doble política no sería un problema hasta que fue desafiada por una campaña belga («Mi dinero, conciencia limpia»).

Los medios en guerra

Sólo basta recordar la actitud de la cadena de TV Fox News en el 2003, para entender cuánto pueden beneficiarse de la guerra los medios de comunicación, incluso fomentándolos si es necesario. La cadena de TV árabe Al-Jazeera se ha hecho famosa y ha ganado numerosos televidentes gracias a las guerras de Afganistán e Irak. En cualquier país la mayoría de las agencias de publicidad, sea por medio de la TV, la radio, la web o los periódicos, han obtenido beneficios de la guerra. Por supuesto, no todos los conflictos generan dinero, y algunos son desconocidos o han sido olvidados por el público, en especial si la TV no muestra el drama en vivo y en directo. Por ejemplo, el conflicto checheno sólo reapareció en los medios cuando los niños o bien los espectadores de un teatro moscovita se convirtieron en rehenes... mientras al mismo tiempo los comerciales alternaban con los especiales de noticias.

Tikiri, activista frances

traducción por Manuel Gárate

El complejo industrial-militar:

Cómo investigar los vínculos empresariales. En su discurso de despedida de enero de 1961, el presidente norteamericano Dwight D Eisenhower dijo:

En los consejos de gobierno, debemos guardarnos de la obtención de influencia no justificada, ya sea por activa o por pasiva, por parte del complejo industrial militar. El potencial para la perniciosa acumulación de poder en manos ilegítimas existe y no cesará de existir. No debemos permitir jamás que el peso de esta influencia ponga en peligro nuestras libertades ni nuestros procesos democráticos. No debemos dar nada por sentado. Una ciudadanía bien informada y vigilante es la única manera de inducir el correcto engranaje de la inmensa maquinaria de defensa industrial y militar con nuestros métodos y objetivos pacíficos, con el fin de que la seguridad y la libertad puedan prosperar a la vez.

Algunos consideran este discurso como una reliquia histórica a la que referirse con un cierto desdeño de vez en cuando, aunque sólo sea para recordar una época en que los presidentes hablaban en frases enteras sin atragantarse. Sin embargo, el complejo industrial militar continúa floreciendo y poniendo en peligro las libertades y el proceso democrático.

¿Cómo podemos ser ciudadanos informados y vigilantes (en palabras de Eisenhower), aunque no (como él propone) para inducir el correcto engranaje de la industria y el ejército, sino más bien para iniciar el proceso de desmantelamiento de un ejército ofensivo y criminal?

Para ello se precisa investigación y análisis. Internet es un océano repleto de información, en el que uno también se puede extraviar. Es importante tratar los sitios web desconocidos con la misma que cautela que un correo electrónico que empiece .Estimado señor: Tenemos una oportunidad de inversión para usted...

A continuación se relacionan algunos sitios web para comenzar a investigar.

1.Lista de los 100 principales.

Cada año, el Departamento de Defensa de EE UU publica información sobre sus contratistas. Esta lista, que ofrece datos sobre los 100 principales contratistas del Pentágono., debería ser vuestra primera parada.

A partir de la lista podréis averiguar qué empresas están recibiendo los contratos más suculentos, en qué medida han aumentado o disminuido los contratos en relación con el año anterior, y obtener una idea más clara de qué tipos de contratos recibe una empresa y sus filiales.

http://web1.whs.osd.mil/peidhome/pr...

Dollar Shift: The Iraq War and the Changing Face of Pentagon Contracting, del Centro de Recursos sobre Comercio de Armas se basa casi exclusivamente en la lista de los 100 principales del Pentágono. En febrero de 2005 se publicó un informe que se puede consultar en nuestra web:

http://www.worldpolicy.org/projects...

2.Información sobre contratos militares. El Departamento de Defensa adjudica contratos por valor de 5 millones dólares o más cada día laborable a las 17.00 h y los archiva en su sitio web:

http://www.defenselink.mil/contracts/.

En http://www.defenselink.mil/search/ se pueden buscar contratos por empresa o por sistema de armas.

3.Sitio web de la empresa

Estas empresas se enorgullecen de lo que hacen, y se aprovechan de que los activistas no presten la suficiente atención o se den por vencidos ante la jerga técnica antes de llegar al fondo de las cosas. En sus páginas web uno se puede suscribir para recibir regularmente comunicados de prensa directamente a su dirección de e-mail.

4.Búsquedas de noticias

La mayoría de bibliotecas públicas o universitarias cuentan con Lexus Nexus, ProQuest, u otras bases de datos para buscar información sobre empresas en artículos de prensa. Algunos sitios como Google News tienen una función de servicio de envío («clipping service») que manda artículos con ciertas palabras clave directamente a la dirección de e-mail que se le indique.

Se puede visitar Google News Alerts

http://www.google.com/alerts?hl=es para solicitar allí el servicio de envíos relacionados con la empresa en cuestión.

A partir de noticias y reportajes de negocios, un investigador intrépido puede averiguar a qué asuntos se enfrenta una empresa determinada. Se puede descubrir, por ejemplo, que su sindicato está en huelga o que la empresa está siendo investigada por vender tecnología prohibida a Irán o a China. Quizás uno de sus generosamente subvencionados programas no haya superado alguna otra prueba o se haya estrellado debido a un fallo. O que un ataque especialmente mortífero contra civiles en Irak sea fruto de una de sus armas «con puntería láser afinada al milímetro» que se ha desviado.

Podríais averiguar que su nuevo director general, nombrado para «hacer limpieza y restaurar la integridad», ha tenido que dimitir debido a una aventura extramarital con una subordinada, o que el miembro más nuevo del consejo de administración acaba de cesar de un cargo en la Casa Blanca o en el Senado. Toda esta información ayuda a dibujar un cuadro más completo de la empresa.

5. Una vez que dispongáis de información sobre qué tipo de contratos obtiene vuestra empresa y tengáis una noción de las cuestiones importantes a las que se enfrenta, se puede completar el cuadro con el factor monetario: ¿Quién recibe dinero? ¿Quién lo da? ¿Quién pide qué? Daos una vuelta por el sitio Open Secrets de The Center for Responsive Politics, donde podréis investigar las aportaciones de la empresa a las campañas de políticos electos (y mucho más).

http://www.opensecrets.org/

6.La web The National Priorities Project ofrece numerosas herramientas para ayudaros a formular argumentos sobre cómo el gasto militar está privando a vuestra comunidad de recursos necesarios.

http://www.nationalpriorities.org/

El complejo industrial militar está en todas partes y, sin embargo, es muy escurridizo. Empresas como General Electric no .trae cosas buenas. y la bomba a la vida, fabricando bombillas y aceleradores nucleares a la vez. Organizar boicots de consumidores, tal como hacían los activistas de hace 30 años, ya no es tan eficaz como antaño ni siempre posible. Nos hacen falta nuevas estrategias.

Hay algunas campañas muy bien orquestadas que ponen en evidencia a empresas que realizan negocios en países como Sudán o Israel. Aplicar esta táctica de denuncia a las empresas que fabrican armas de destrucción masiva y privan a sus sociedades de recursos muy necesarios es una vía que puede resultar útil explorar.

Algunas otras herramientas son:

testimonio público: aumentar el coste político del enriquecimiento bélico; campañas dirigidas a accionistas: sensibilización y defensa en los consejos de administración de las propias empresas; campañas para despojar a los mercaderes de la muerte de su .mascarada empresarial., enrevesadas argumentaciones legales con una brillante puesta en escena.

Sitios web importantes y útiles

Los nueve principales fabricante de armas:

Lockheed Martin, www.lockheedmartin.com

Boeing, www.boeing.com

Northrop Grumman, www.northgrum.com

General Dynamics, www.generaldynamics.com

Halliburton, www.halliburton.com

Raytheon, www.raytheon.com

United Technologies, www.utc.com

Science Applications International Corporation, www.saic.com

Computer Sciences Corporation, www.csc.com

Para más información

Arms Trade Resource Center

www.worldpolicy.org/projects/arms/

CorpWatch www.corpowatch.org

Center on Corporate Policy www.corporatepolicy.org

Common Cause, www.commoncause.org

Center for Responsive Politics www.opensecrets.org

Interfaith Center on Corporate Responsibility www.iccr.org

Project on Corporations, Law and Democracy www.poclad.org

Project on Government Oversight www.pogo.org

Taxpayers for Common Sense www.taxpayer.net

Campañas

Campaign to Stop the War Profiteers and End the Corporate Invasion of Iraq www.southernstudies.org/campaignpage.asp

War Resisters League Merchants of Death Campaign www.warresisters.org/merchants_death.htm

Traducido por Matias Mulet

«Basta de especuladores de las guerras. La guerra es un crimen contra la humanidad»

Desde el año pasado, la Internacional de Resistentes a la Guerra ha venido desarrollando un nuevo Programa de Noviolencia. La meta general del Programa de Noviolencia es fortalecer y profundizar nuestra comprensión de la noviolencia, las estrategias noviolentas y las campañas noviolentas, y desarrollar y proveer herramientas y apoyo para los grupos que utilizan la noviolencia (ver el Fusil Roto número 65). Un aspecto de este trabajo es el desarrollo de recursos para la Campaña contra quienes Lucran de la Guerra, de la IRG.

En el Foro Social Mundial que se hizo en Mumbai en enero de 2004, Arundhati Roy llamó al movimiento pacifista «a resistir la ocupación de Irak», y a enfocarse en dos compañías principales que estén haciendo dinero con la ocupación. La IRG tomará la petición de Arundhati Roy, creando conciencia de que quienes hacen dinero con la guerra son (uno de los) causantes de la guerra.

La demanda antimilitarista de la IRG no apunta sólo a «sacar el lucro de la guerra», sino también a denunciar a quienes se enriquecen con ella porque «la guerra es un crimen contra la humanidad». Pues el poder agregado que estas compañías tienen para crear políticas (o influenciar su creación) es tan grande que, en lugar de decir que «ellos hacen dinero con la guerra» es más apropiado decir que «ellos hacen la guerra para ganar dinero». Se entiende entonces que las ganancias de la guerra son una causa de guerras.

El proceso de desarrollo de la campaña empezó en la Reunión del Consejo en Ohrid, el 2004, donde comenzamos a buscar posibles objetivos y estrategias. En la Reunión del Consejo en Seúl, discutimos sobre cómo responder a la petición de Arundhati Roy de centrarnos en dos grandes compañías y apoyar campañas regionales y locales.

La IRG ha presentado dos foros públicos sobre la campaña.

El taller sobre «Privatización del Ejército / Especuladores de la Guerra» en el Seminario de Ohrid en 2004, y el taller «Campaña Noviolenta contra los Especuladores de la Guerra» en el Foro Social Europeo de 2004. Ambos sirvieron como foros educacionales y también como oportunidad para solicitar ideas.

La Campaña contra los Especuladores de la Guerra de la IRG será una combinación entre una campaña internacional enfocada hacia dos empresas, y el desarrollo de recursos para las campañas locales. El Programa de Noviolencia puede ofrecer una coordinación, incluyendo el compartir estrategias, pero la campaña en sí será una colección de campañas locales, no una campaña única dependiente de una oficina central. La campaña necesita estar basada en la red de la IRG, pero también queremos ir más allá de nuestra red y trabajar con grupos en los movimientos de «globalización desde abajo» y grupos en el movimiento contra el comercio de armas.

Parte del proceso de coordinación es crear un slogan y un logo que las campañas locales puedan adoptar. En este proceso hemos ideado dos frases para la campaña. El slogan básico «Stop War Profiteers. War is a crime against humanity» para ser usado en el logo de la campaña. Un segundo slogan, «Someone is making a killing from war» puede ser usado para exponer a una corporación, hacerla visible nombrándola, por ej.: «Sodexho is making a killing from war». Este puede usarse en pancartas, volantes, stickers, etc.

Desafios

Es un desafío decidir qué corporaciones escoger entre los muchos especuladores de la guerra. Sólo tenemos la capacidad de enfocarnos en 2 compañías en el nivel internacional.

Hay muchos tipos de especuladores de guerra — fabricantes de armas, mercenarios, firmas de reconstrucción, bancos que les dan prestamos, etc.

Muchos de estos especuladores de la guerra involucrados en Irak son compañías de EE.UU., y existe el peligro de un sentimiento anti-norteamericano la organizar campañas contra estas compañías. Pero las empresas de EE.UU. son dominantes y necesitamos referirnos a eso. Es importante que también entendamos que éste es un problema universal, y debemos observar de qué forma también hay empresas Europeas involucradas. Esta es una campaña contra todos los que obtienen ganancias de la guerra, no sólo aquellos involucrados en Irak. Los grupos locales decidirán contra quién dirigir su campaña.

Algunos querrán enfocarse en las empresas multinacionales escogidas, mientras que otros escogerán compañías que se encuentren situadas en su región o la afecten más directamente. La organización en el ámbito local puede ser difícil porque los puestos de trabajo son provistos por estas compañías.Es importante que esta campaña no duplique el trabajo de la red contra el comercio de armas, sino que fortalezca el trabajo contra quienes especulan con la guerra.

Un desafío crítico en el desarrollo de una campaña contra los especuladores de la guerra es identificar metas alcanzables. ¿Realmente estamos tratando de cerrar una empresa que saca ganancias de la guerra?. Si podemos cerrar una corporación, ¿no vendrá otra a tomar su lugar? Si podemos afectar seriamente a una compañía, ¿acaso eso no enviaría un mensaje a los otros, especialmente a esas otras que son objeto de campañas? En nuestra búsqueda de objetivos alcanzables, necesitamos encontrar estrategias para combatir su influencia.

Oportunidades

¿Cuáles son las oportunidades y las situaciones que podemos usar mientras trabajamos en esta campaña? La fuerza de la IRG radica en destacar temas morales como provocadores de acciones, y hacer dinero con la guerra es un tema moral. La crítica fundamental de la IRG .la guerra es un crimen contra la humanidad- ahora más que nunca necesita ser dicha. Mientras el número de muertos en Irak aumenta, y las «razones» para esta guerra son expuestas como mentiras, el tema de quién se beneficia con la guerra necesita destacarse.

La reconstrucción post-guerra es necesaria para darle legitimidad a la intervención armada. Los especuladores de guerra son empresas que destruyen, «protegen» y «reconstruyen». Y son los especuladores de guerra los que promueven las guerras para su propio beneficio.

Las corporaciones o empresas que lucran de la guerra no quieren ser vistas por lo que hacen. La visibilidad es uno de los puntos débiles de estas corporaciones. Ellas tratan de esconderse, no quieren que el público sepa que ellos están .ganando. en la guerra. Hacerlos visibles los hace más vulnerables.

Estrategías que está desarrollando la campaña Desarrollar recursos sobre los especuladores de guerra. Reunir y desarrollar investigaciones y estrategias de campaña sobre especuladores de guerra. El desarrollo del Manual de Noviolencia de la IRG y de nuestro propio Wiki pueden ser recursos a usar en la campaña. Publicar estudios de caso de campañas contra especuladores de guerra y otras corporaciones para inspirar nuestro proceso estratégico de construcción de campaña. Distribuir información sobre cómo hacer tu propia investigación sobre especuladores de guerra. Promover entrenamientos en acciones directas no violentas, para realizar acciones de calle y para desarrollo estratégico de campañas noviolentas; crear recursos para grupos locales. Compartir estrategias usadas por campañas locales, coordinarse cuando sea apropiado. Considerar el escribir un compromiso de «código de conducta» donde las compañías acuerden no obtener ganancias de la guerra (similar al compromiso contra los sweatshops). Hacer de la Campaña Contra los Especuladores de la Guerra. una prioridad en la Conferencia Trienal de 2006 en Alemania, proponiendo un «grupo temático» que reunirá un grupo internacional para enfocarse en la campaña.

Joanne Sheehan, presidenta de la IRG

Javier Garate, oficina internacional de la IRG

Traducido por Oscar Huenchunao

El Wiki de la IRG

La Internacional de Resistentes a la Guerra lanza su nuevo Wiki en su página web. Míralo en http://wri-irg.org/wiki, y crea tu propia cuenta Wiki.Usuarios experimentados y novatos son bienvenidos a bordo. Por favor crea tu identidad y conéctate a cada sección. Necesitas tener una cuenta para escribir un mensaje nuevo o editar mensajes ya existentes, pero eres libre de mirar el sitio como un usuario anónimo.

¿Qué es el Wiki de la IRG?

Un Wiki es una herramienta de colaboración en la web. Muchos habrán escuchado de Wikipedia, la enciclopedia online. En un Wiki, todos pueden editar un texto como también incluir un nuevo texto. Entonces los activitas de la IRG pueden, en conjunto, crear útiles recursos en la web. Hasta el momento la oficina de la IRG ha .llenado. el Wiki con algunos artículos sobre los especuladores de las guerras. Pero no hay límites, puede incluir lo que quieras, siempre que sea relacionado con la IRG.

A pesar de que el Wiki de la IRG ha comenzado primordialmente en inglés, estas invitado a incluir textos en otros idiomas.La Internacional de Resistentes a la Guerra espera que el nuevo Wiki mejore la cooperación entre los activistas de la IRG, y cree una sinergia de recursos en noviolencia y antimilitarismo. Pero al final, todo depende de tí.

El Fusil Roto

El Fusil Roto es el boletín informativo de la Internacional de Resistentes a la Guerra y se publica en inglés, español, francés y alemán. Este es el número 67, de mayo del 2005.Javier Gárate se ocupó de su producción. Nos gustaría agradecer su colaboración a Howard Clark, Tikiri, Frida Berrigan, Joanne Sheehan, y otros más, quienes proveyeron la información utilizada en esta edición. Si deseas más ejemplares de este número de El fusil Roto, puedes contactar con la oficina de la IRG o descargarlo del sitio web.

War Resisters’ International, 5 Caledonian Road, London N1 9DX, Gran Bretaña

tel + 44-20-7278-4040; fax + 44-20-7278-0444;

info wri-irg.org

http://wri-irg.org/pubs/br67-es.htm

War is a Crime against Humanity: The Story of The War Resisters’ International

Nuevo libro por Devi Prasad sale el 21 de octubre del 2005. .La Internacional de Resistentes a la Guerra, nacida a partir de los horrores y la estupidez de la primera Guerra Mundial, a mantenido en alto las pancartas de la objeción de conciencia y la abolición de la guerra a lo largo del siglo más atroz de la historia europea. Los resistentes a la guerra, organizados o no, traerán el termino de la guerra. Johan Galtung, dr hc mult, Prof of Peace Studies.

Devi Prasad estudió en Shantiniketan, Universidad de Tangore. Trabajó como profesor y como artista en Sevagram Gandhi ashram, desde 1940 hasta 1962. Desde 1962-1972 fue el Secretario General de la IRG.

Publicado por: la Internacional de Resistentes a la Guerra.

ISBN 0-903517 -20-5. 569 páginas, 67 fotos. Día de publicación 21 de octubre 2005

Ordenes anticipadas (antes del 20 de octubre) € 32,00 más invio (después € 47,00).

Ordena ya en nuestra tienda virtual en

http://wri-irg.org/shops/shop-es-eu.htm

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Hacer de la guerra un negocio

    20 de febrero de 2006, por  hotmail.com">Pablo

    Ojo con las imágenes del logotipo. Éste artículo tenía uno de más de 1.000 píxeles cuando lo normal viene a ser 105 X 105 más o menos. Abrías la página principal de insumissia y sólo se veía el logo con su fondo blanco en una esquina de la página totalmente desfigurada.


Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.