En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

¿Recuerdas Génova?

Chabier Nogueras

Sección:Represión
Martes 20 de diciembre de 2005 1 comentario(s) 3737 visita(s)

“¡Polizia, polizia!”. En los pies lluvia de cristales rotos y ahora qué... ¿gases?. Estrellan porras y bates de béisbol contra las ventanas. Pánico. Mucha buena gente sin escapatoria. La tropa de carabinieri echa la puerta abajo. Nos quedamos juntos, muy juntas..., montón de cuerpos unidos pegados a la pared de la planta baja. Tengo los ojos clavados en la puerta de la escuela. Levantamos las manos, repetimos “noviolenze, noviolenze”. Retrocedo de espaldas vigilando la embestida. El primer policía, un cobarde escondido dentro de su casco, agarra una silla y nos la lanza. De una patada la rechazo mientras termino de sentarme con mi gente. Se acercan, en manada. Levantan un banco escolar y nos atizan con él. En ese mismo instante recojo mi cuerpo, me tumbo sobre el hígado y protejo mi cabeza con los brazos doblados y los puños bien cerrados. Me aprieto contra quienes siento más cerca, escucho nuestros gritos y una frase “¡ahora que nadie os ve, os vamos a matar!”. Aquello no parece tener final. Mis ojos cerrados indefinidamente. Todo oscuro. El cuerpo que me estalla... fogonazos de luz en mi mente... Me lanzo al fondo, buceo en mi interior, busco aguas tranquilas bajo una tormenta de palos. Al rato... un quejido colectivo, unísono, monótono, lento. Dentro de la Díaz golpes, golpes, golpes y... la exaltación de un rojo criminal, el color preferido por la policía de todo el mundo.

Los procesos por el G8 en Génova continúan. Nuestro odio, nuestra desobediencia a la desmemoria también. Pasaron cuatro años desde julio de 2001, muchas partes de eso que presumimos en llamar movimiento de movimientos ha olvidado o esconde la cabeza bajo el ala. Algunos jamás olvidaremos lo que pasó esos días. Nadie ha sido juzgado culpable por el asesinato de Carlo Giuliani, sigue adelante el proceso a 25 activistas acusados de devastación y saqueo, siguen las audiencias preliminares para determinar si habrá juicio o no por las torturas del cuartel de detención masiva de Bolzaneto y aún está por verse si quedará impune o no la policía por su ataque criminal a la Escuela Díaz.

Durante este mes de diciembre de 2005 declaramos finalmente en juicio y en la Corte de Génova algunas de las víctimas de la Díaz que partimos en aquellos días de 2001 desde Zaragoza. Después de años de estrategias judiciales dilatorias, de intimidaciones gubernativas, de investigaciones y paciencia infinita el juicio por la devastación de la Escuela Díaz entró este otoño en su fase final. 29 policías están imputados por los abusos cometidos el 21 de julio. Altos miembros de la policía están acusados de violencia, difamación y falso juramento gracias a la perseverancia de la red Indymedia, el Foro Legal de Génova y la acusación civil internacional formada por quienes preferimos un rol activo y nos ofrecemos voluntariamente como testigos. La complejidad y gravedad de los delitos cometidos por los policías italianos hace crucial nuestra presencia en un juicio que se desarrolla también contra altos funcionarios de la Policía del estado en servicio con cargos institucionales de relieve. Una ocasión inusual para hacer frente en su propio terreno a los terroristas de estado. No confiamos en la industria legal, tampoco podrán contentarnos sus sentencias mientras el fundamento del sistema que nos llevó y devolverá a Génova se mantiene, pero tampoco la impunidad o la indolencia ayudan. Por eso, porque no olvidamos ni perdonamos la violencia neoliberal no faltaremos a esta nueva cita en Génova.

Al mismo tiempo en el bunker del tribunal de Génova sigue el proceso contra 25 activistas acusados de devastación y saqueo. Las condenas podrían ser de 8 hasta 15 años de cárcel. Una de las principales pruebas en su contra es un DVD hecho con imágenes sacadas de videocámaras de control del tráfico, de bancos, de cámaras de la Policía y de manifestantes. El DVD cuyas imágenes han sido elegidas y montadas para sugestionar negativamente a la Corte pretende criminalizar “artísticamente” con música y subtítulos nuestra movilización contra el G8.

La defensa de estas personas, la continuación de los procesos como la posible apertura del juicio relativo a las torturas que sufrimos en el cuartel de Bolzaneto harán que el trabajo de memoria y denuncia sea aún más laborioso. Es necesario que todos los que estuvieron en Génova comiencen a preocuparse por los procesos que han dejado tras de sí. Todas las individualidades, asociaciones y entes de cualquier especie que participaron en aquel movimiento de personas y de ideas deben tener bien presente que hace falta ayuda.

De la noche a la mañana todo el trabajo de investigación y defensa se puede echar a perder, 25 personas podrían acabar en la cárcel por largos años y no podríamos proseguir los juicios contra la policía por las torturas y violencia de la Díaz y Bolzaneto. Esto significa que la historia oficial que se está escribiendo en los tribunales italianos -aquella que ya ha decidido que Carlo Giuliani murió legítimamente- también proclamará que en Génova los manifestantes tuvieron un tratamiento justo. Dirá que en la Díaz y en Bolzaneto no sucedió nada malo, nada anormal. Y no sólo eso: dirá que muchas otras denuncias vendrán, que muchos otros podrán ser procesados con acusaciones bárbaras y sentencias ejemplares. Basta ver los procesos que han llevado los mismos fiscales Canepa y Canciani contra los antifascistas milaneses del O.R.S.O, Marta, Milo, Orlando y Fede. La energía que mueve la red de solidaridad y apoyo legal se concentra sobretodo en los procesos de Génova pero se une también a otros procesos en curso en Nápoles contra la violencia policial en el cuartel Rainiero y a Cosenza, donde 13 militantes han sido acusadas de «asociación subversiva». En Génova eramos 300.000 subversivos y muchos queremos seguir siéndolo.

A quienes han olvidado o han decidido olvidar Génova hablamos, pincipalmente. Os llamamos a recordar. Como dicen desde Génova “apoyar los procesos significa reivindicar la propia historia para no correr el riesgo de que sean otros los que la escriban”. Significa defender una historia futura que no se funde sobre la legitimidad del ataque sangriento a la Díaz, el gas cancerígeno en la calle, las palizas de plaza en plaza, la tortura de Bolzaneto...

En Génova, en la Díaz... dibujaron sobre 93 de nuestros cuerpos la violencia que cada día y de mil formas inenarrables se esmeran en imponer a millones por todo el mundo. A mí no dejan de dolerme esos otros millones de golpes, esos... y los de tu olvido, los de tu silencio.


Apoya a Supportolegale, una red de personas que siguen los procesos de Génova contra las personas que fueron a manifestarse y contra los funcionarios públicos acusados de violencia, tortura y abuso de autoridad. Supportolegale transcribe las audiencias, las transforma en sumarios comprensibles, las publica y difunde; inventa proyectos, campañas e iniciativas de información y recolección de dinero. Supportolegale apoya la secretaria legal del Genoa Legal Forum, los abogados y abogadas que defienden a personas acusadas o parte civil en los procesos.

Para cualquier donación, utilizad la cuenta del Genoa Legal Forum:
a nombre de: don Antonio Balletto
Banca Carige - sede centrale
numero conto: 6135980
Cod. ABI 06175
Cod. CAB 01400
coordenadas internacionales:
swift code CRGEITGG040
iban IT45 H061 7501 4000 0000 6135 980
causa: supporto legale
Paypal: donate-glf indymedia.org

Más información en www.supportolegale.org

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • ¿Recuerdas Génova?

    30 de diciembre de 2005, por En Primaria de subversión

    Primero, un abrazo solidario a las 300.000 personas subversivas. Gracias por vuestras acciones. Nos llega el oxígeno de vida que transmitís. Segundo, Europa está chocha y muy mayor. Su política,TODA, está más que caduca, desde hace tiempo, y va en picado.¿Cuándo seremos capaces de crear unión-de-organizaciones-sociales-afines y así, la sociedad civil creciendo en fuerza entrenada EXIGIR transformaciones, primero, a lo mejor,pequeñas y luego, las definitivas más importantes?. Lo ocurrido en Génova es terrorismo de Estado, terrorismo policial, terrorismo de la «democrática» Unión Europea,de sus políticos, de sus defensas y fuerzas de seguridad ¡del Estado!.Esto es. Y defensa del sistema,que va perdiendo fuelle.Creéroslo.Es la realidad.¿No la véis?.


Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.