En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Yo también soy Pepe Uruñuela

Antimilitaristas

Sección:Informativa
Jueves 17 de noviembre de 2005 1 comentario(s) 3804 visita(s)

Artículo original

Jaime Iribarren Iriarte
Gara

«Yo también soy Pepe Rei», decíamos hace unos años cuando pretendían condenar al periodista. Antes y ahora nos ha tocado decir que somos muchas personas. En esta ocasión quiero hacer hincapié en denunciar la situación del abogado laboralista de Iruñea Pepe Uruñuela, aunque no sea más injusta que la de la mayoría del resto de imputados en el famoso 18/98, entre los que me encuentro yo mismo.

Pepe no es ni ha sido miembro de la izquierda abertzale y a pesar de ello se va a tener que sentar en el banquillo de los acusados el próximo día 21. Este para algunos sorprendente hecho, tratándose de una persona que supuestamente ha sido investigada por la Policía y la judicatura, refleja con más nitidez todavía si cabe, el rigor jurídico con el que se han desarrollado las operaciones represivas y apertura de sumarios contra la propia izquierda abertzale. El hecho objetivo y constatable de que haya algún caso como el del señor Uruñuela es la mejor prueba que podemos presentar el resto para desmantelar el auténtico montaje en el que involuntariamente nos vemos envueltos centenares de independentistas y personas de izquierdas en este país. Así funciona la Audiencia Nacional cuando se trata de procesar y juzgar a un ciudadano o ciudadana vasca. Son capaces de acusar de pertenecer a ETA incluso a quien es público y notorio que ni siquiera pertenece al espectro ideológico de la izquierda abertzale. Si son capaces de tener la desfachatez de llevar a personas como Pepe Uruñuela a esta situación, que no serán capaces de hacer con los que reconocemos abiertamente nuestra militancia independentista. Dicho de otro modo, si no han sido garantistas con este señor, ¿alguno piensa de verdad a estas alturas que lo han sido y serán con el resto?

Quede claro por tanto que Pepe Uruñuela no pertenece a la izquierda abertzale y supongo que menos aún a la organización ETA. Del mismo modo reivindico la militancia mía propia y la de la mayoría de los acusados en la izquierda abertzale dejando bien claro que eso de ninguna manera quiere decir que pertenezcamos a ETA. De hecho, yo claramente digo que, al igual que Pepe Uruñuela, tampoco soy de ETA. Y me parece interesante aclarar este término porque alguno puede caer en la grave y peligrosa tentación de utilizarnos a algunos para defender a otros y eso únicamente provocaría una injusta y desequilibrada defensa que no sé si ayuda a personas como Uruñuela, pero que indudablemente tengo claro que perjudica y mucho a personas como yo. Parece conveniente recordar a más de uno que el único delito que hemos cometido es defender un proyecto político independentista y socialista para nuestro pueblo, Euskal Herria. En algún caso quizás, aunque esto también sea discutible, podremos hablar de «error judicial». Pero en el de la mayoría de los imputados e imputadas se trata de juzgar nuestra legítima y pública actividad política, social, periodística, empresarial y/o laboral, sin otro argumento que la interesada idea prefabricada de que todo es ETA.

Postdata: Los militantes de la izquierda abertzale defendemos un proyecto político basado en la justicia social, trabajamos por supe- rar las diferencias entre los seres humanos apostando claramente por la defensa de los más desfa- vorecidos, estamos comprometidos y participamos activamente en la lucha obrera, luchamos por una Euskal Herria antimilitarista, algunos hemos pagado cárcel por ser insumisos al Ejército, etc, etc...

No pretendo exclusividad. Soy consciente de que hay mucha otra gente que sin pertenecer a nuestro entorno político también lucha por estos mismos valores. Eso sí, pido un poco de respeto. Es injusto y parcial presentar como antagónico el pertenecer a la izquierda abertzale y defender determinados valores políticos y sociales.

* Jaime Iribarren Iriarte - Imputado en el sumario 18/98

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Yo también soy Pepe Uruñuela

    23 de noviembre de 2005

    Tantas veces que nos has ayudado sin pedir nada a cambio, tanta gente a la que tu trabajo ha solucionado difíciles situaciones, sin tí no hubiese sido lo mismo, sin tí hubiesemos estado desprotegidas. Nunca fuimos abertzales, aunque si de izquierdas, y siempre estabas al otro lado del teléfono para solucionar nuestras dudas y problemas con la ley. Ojalá hubiese muchos más como tú, dispuestos a trabajar y no por dinero, sino por Justicia. Ánimo Pepe, estamos contigo.


Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.